Cumple prisión siendo inocente, sale libre y muere aplastado por una grúa

Joseph E. White era parte del grupo de acusados conocido como "los seis de Beatrice"

Cumple prisión siendo inocente, sale libre y muere aplastado por una grúa
White, en una imagen de archivo.
Foto: (Archivo / AP , Telemundo)

Helen Wilson, de 68 años, fue hallada brutalmente golpeada, violada, acuchillada y asfixiada en su apartamento de Beatrice, un pueblo de Nebraska entre campos de labranza.

La policía encontró restos de sangre de la víctima y de una persona, el supuesto culpable. Era de tipo B, que sólo el 10% de la población tiene. Durante meses, los investigadores interrogaron a más de 300 personas, pero no lograron encontrar a ningún sospechoso. El caso se enfrió.

El crimen ocurrió en la noche del 5 de febrero de 1985. Cuatro años después, Burt Searcey, un ex agente de policía que trabajaba como investigador privado para la familia detuvo a seis sospechosos, entre ellos una mujer con sangre de tipo B.

El problema es que ninguno de ellos recordaba haber cometido el crimen. Un psicólogo de la policía, Wayne Price, les aseguró, sin embargo, que eso podía ser normal, habían reprimido las memorias traumáticas de aquella noche, y con el tiempo las recuperarían.

Tres de los acusados se convencieron por completo de que eran culpables (Ada JoAnn Taylor, Debra Shelden y James Dean), y confesaron un crimen que sólo recordaban en sueños: aseguraron que habían entrado al apartamento a robar, y que dos de ellos (Joseph E. White y Thomas Winslow) se habían turnado para violar a la anciana y luego asfixiarla con una almohada.

Cinco de los seis detenidos llegaron a un acuerdo, aceptando su culpabilidad a cambio de una reducción de condena. White siempre defendió su inocencia, y fue castigado con cadena perpetua por ello.

Pero siguió luchando por limpiar su nombre, empleando el dinero que ganaba en prisión para pagar a su abogado.

En 2007, un jugado ordenó realizar pruebas de ADN con los restos (sangre, semen…) hallados en la escena del crimen, y el resultado no coincidió con ninguno de los seis, pero sí con otro hombre, Bruce Allen Smith, que había sido considerado sospechoso en 1985 pero nunca fue procesado. Smith murió en 1992.

En total, los seis habían cumplido más de 70 años de prisión. White demandó una indemnización, y el grupo obtuvo un pago de $28.1 millones de dólares. Este lunes, la Corte Suprema ha sancionado definitivamente que reciban ese dinero.

Para pagar la indemnización, el condado de Gage ha tenido que elevar los impuestos de propiedad, pues ese dinero es más de tres veces su presupuesto anual, según informa el diario The Washington Post

White, sin embargo, no ha vivido para disfrutarlo: murió por un accidente en una refinería de carbón de Alabama en marzo de 2011, aplastado por una grúa.

Había sido arrestado con 26 años, y fue liberado cuando tenía 45. Murió con 48 años, unas semanas antes de casarse con su novia de la escuela secundaria.

(Editado por Bruno G. Gallo)