Lo que necesitas saber sobre el acoso en el trabajo

Hay dos tipos que son los más comunes que puedan pasar en tu trabajo
Lo que necesitas saber sobre el acoso en el trabajo
al comprender muy bien lo que es el acoso, serás más capaz de denunciarlo.
Foto: surdumihail / Pixabay

Lamentablemente, las situaciones de acoso laboral podrían estar a la orden del día en cualquier empresa. Por eso, es importante saber cuándo podrías considerar que estás en una situación donde te están hostigando de forma ilegal, así como lo que deberías de hacer para remediar el problema.

Tipos de acoso básicos

De acuerdo con el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, existen dos tipos básicos: el acoso ‘esto por aquello’ o el hostigamiento laboral.

-Acoso ‘Esto por aquello’

Este tipo de acoso, generalmente, es cometido por alguien de la empresa que tiene el poder de recomendar, ascender, despedir o bajar de nivel a un empleado. Lo que comúnmente ocurre es que el acosador hace propuestas sexuales a un empleado con la promesa o la amenaza de beneficiarlo o afectarlo en su empleo.

-Hostigamiento laboral

Este tipo de conducta es cuando un supervisor, compañero de trabajo, cliente, contratista, o cualquier persona con la que interactúas en tu empresa, hace que el ambiente de trabajo sea intimidante, agresivo u ofensivo.

Entre estas actitudes podrían estar el hablar sobre cosas sexuales, contar chistes sobre razas, discapacitados o eróticos, tocar a otra persona de forma innecesaria o utilizar lenguaje crudo, entre otras cosas.

Qué hacer en caso de acoso

Las leyes sobre el acoso en los lugares de trabajo son denunciadas ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés). Sin embargo, antes de ir a esta institución, lo común es que las víctimas tratan de resolver la situación internamente en la empresa.

Una opción es llegar directamente con la persona que te ofendió y decirle por qué consideras que su comportamiento es inaceptable, además de pedirle que no te vuelva a ofender.

Una segunda opción es comunicarte con un supervisor para que él maneje la situación en caso de que no te sientas cómodo enfrentando al agresor directamente.

Si se da el caso que el acosador sea tu supervisor, entonces podrías comunicarte con el departamento de Recursos Humanos para que atiendan el problema.

Además, después de darle resolución al problema, algunos empleadores le proponen a las víctimas firmar un acuerdo de confidencialidad para darle punto final al asunto. En este caso, la recomendación es no firmar nada sin consultar primero con un abogado.

También te puede interesar: Cómo saber si necesitas renunciar o pedir un ascenso en tu empleo