El gobierno de Estados Unidos demanda a Volkswagen y su ex-presidente, Martin WInterkorn, por fraude

La demanda de SEC explica que todo fue parte del plan maestro del ejecutivo para vender más autos diésel en EEUE
El gobierno de Estados Unidos demanda a Volkswagen y su ex-presidente, Martin WInterkorn, por fraude
Imagen de archivo de Martin Winterkorn quien esta mañana ha presentado su dimisión./EFE
Foto: EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (SEC) demandó a la marca de autos alemanes Volkswagen y su ex-presidente, Martin Winterkorn, después de que se descubriera que ambos tenían conocimientos acerca del fraude de emisiones que la compañía llevó a cabo por varios años y que fue revelado por la propia compañía recientemente.

En su demanda, la cual fue emitida el pasado jueves, la SEC acusa a Winterkorn, quien lideró a la compañía hasta el 2015, de haber sabido acerca del plan de VW para engañar a las autoridades de Estados Unidos y evadir las regulaciones de emisiones de carbono en sus autos diésel, los cuales fueron alterados con la ayuda de computadoras.

“Desde al menos el 2007 hasta septiembre de 2015, VW perpetró un masivo fraude. VW, incluyendo su CEO Martin Winterkorn y muchos otros altos funcionarios, mintió y engañó repetidamente a los inversionistas, consumidores y reguladores de los Estados Unidos como parte de un plan ilegal para vender sus vehículos supuestamente de “diésel limpio” y miles de millones de dólares de bonos corporativos y otros valores en los Estados Unidos”, explica la SEC en su demanda.

En el 2015, la compañía admitió por su propia voluntad que casi 600,000 coches vendidos en EEUU tenían instalado un software diseñado para cambiar los resultados de las pruebas de emisiones contaminantes de motores diésel.

Aunque Winterkorn niega toda acusación – incluso testificó ante el parlamento alemán para decir que era inocente -, la demanda explica que el ex-ejecutivo tuvo consentimiento del fraude incluso siete años antes de que Volkswagen confesará que había alterado las computadoras de sus autos diésel.

Debido a que los vehículos diésel generan más contaminación, estos “tenían dificultades para cumplir con el estricto vehículo, las leyes de emisiones en los Estados Unidos y eran impopulares con los consumidores estadounidenses”, explica la demanda, asegurando que todo el fraude fue parte del “plan” de Winterkorn para comercializar vehículos diésel en EEUU.

“El plan de Winterkorn comenzó a dar frutos. A finales de 2013, VW aumentó sus ventas anuales de vehículos diésel en los Estados Unidos desde aproximadamente 43,000 en 2009 a más de 111,000 en 2013, un aumento de más del 150% en 4 años. A nivel mundial, las ventas de todos los vehículos VW aumentaron un 54% durante el mismo período. Y a mediados de 2015, VW alcanzó el primer hito del ambicioso objetivo de  Winterkorn. Superó a Toyota en ventas globales, convirtiéndose en el mayor fabricante de automóviles del mundo”, agrega la demanda.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos