Se necesita más apoyo para que haya más diversidad en la medicina

Se necesita más apoyo para que haya más diversidad en la medicina
El 31% de la población del estado de Nueva York son latinos y afroamericanos, pero solo representamos el 12% de los médicos.
Foto: Archivo / Shutterstock

Crecí en Chiquinquirá, Colombia, y cuando era chico, mi héroe era el médico del pueblo; el único médico para más de 40,000 residentes. Hacía todo, desde sacar dientes hasta controlar la presión sanguínea y traer bebés al mundo. Yo quería ser justo como él; ser médico y servir a las personas de mi comunidad.

Pero, mi sueño de convertirme en médico parecía ser una disparatada fantasía infantil.

A pesar de haberme graduado de la secundaria en Bogotá con notas altas, tuve que trabajar en las minas de esmeralda para mantenerme y ayudar a mi familia. 

A los 19, llegué a los Estados Unidos con una visa de estudiante. Sabía muy poco inglés y tuve que tomar trabajos eventuales para poder llegar a la universidad. Y mi sueño aún parecía muy lejano.

Sin embargo, rápidamente me di cuenta de que aquí había muchas oportunidades, especialmente en Nueva York, donde los programas habían sido diseñados para ayudar a un niño como yo a triunfar.

Entonces, me convertí en médico.  De hecho, en cirujano.  Y en el director de Neurocirugía del Hospital Presbyterian Queens de Nueva York.

Lo logré gracias a un programa fundado por el Estado de Nueva York que ayuda a los latinos, personas de color y otros estudiantes de minorías a entrar a las escuelas de medicina. Por más de 25 años, el Estado de Nueva York ha apoyado los programas de diversidad en medicina, puestos en práctica por Escuelas Médicas Asociadas sin Fines de Lucro de Nueva York (AMSNY, por sus siglas en inglés).  Han ayudado a muchas personas como yo a convertirse en médicos.

Y tanto las personas como las comunidades se benefician.  En la actualidad, el 80 por ciento de mis pacientes son latinos.  Muchos hablan poco inglés. Para ellos, es un gran alivio contar con un médico que entienda su cultura. Los estudios muestran que las personas de color tienen muchas más probabilidades de lograr mejores resultados médicos si su médico se ve como ellos y habla su idioma.

Lamentablemente, aún hay muchas personas que no reciben el cuidado que merecen. Y hay muchos estudiantes parecidos a mí que necesitan un poco de apoyo adicional para convertirse en médicos. Las estadísticas lo dicen todo: El 31% de la población del Estado son latinos y afroamericanos, pero solo representamos el 12% de los médicos en el Estado.

Si no hubiese tenido la oportunidad que ofrece AMSNY, hoy no sería médico. Más gente joven necesita la misma oportunidad. 

Nuestros oficiales electos en el Estado están tomando decisiones sobre el presupuesto del próximo año.  Deben asegurarse de incluir más apoyo a la diversidad en los programas de medicina.

-Jaime Nieto es el Jefe de Cirugía Neurológica en el Hospital Presbyterian Queens de Nueva York y ayudante de Cátedra de Clínica Medica de cirugía neurológica en Weill Cornell Medicine.