Inquilinos de NYCHA temen que se dispare el consumo de marihuana en edificios

La aprobación de una resolución del Comité de Seguridad Pública del Concejo Municipal, que pide que ofensas por uso de la hierba no sean causa de pérdida de los inmuebles, divide opiniones
Inquilinos de NYCHA temen que se dispare el consumo de marihuana en edificios
Inquilinos de NYCHA se oponen a que consumo de marihuana en zonas comunes no sea castigado con la no renovación de contratos
Foto: El Diario

La semana pasada el gobernador Andrew Cuomo anunció que el proyecto de legalización de la marihuana no verá la luz en las actuales negociaciones legislativas, que el próximo lunes deben definir el presupuesto final del estado, pero el Concejo Municipal está tomando medidas para garantizar que, mientras se aprueba la despenalización del uso recreacional la hierba, en la Gran Manzana se suavicen los castigos a consumidores y se proteja a posibles infractores de penas extremas.

Y como una medida para evitar que inquilinos de viviendas públicas terminen perdiendo sus apartamentos por consumir o tener cannabis, el Comité de Seguridad Pública del Concejo Municipal aprobó este martes un paquete de resoluciones, en el que pidió a la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), que saque de las causales para no renovar contratos de arrendamiento la posesión ilegal de marihuana en cuarto y quinto grado.

El propósito de la medida legislativa es que, de ahora en adelante, NYCHA tome esa conducta como una falta que no afecte la permanencia de los residentes en sus viviendas, y deje de considerar esos delitos como motivos para la terminación de los contratos de arrendamiento.

Unos 450,000 residentes, 45% de ellos hispanos, viven actualmente en las más de 170,000 viviendas de NYCHA en los cinco condados.

El concejal Ydanis Rodríguez, miembro del Comité de Seguridad Pública del Concejo, defendió la medida y explicó que se trata de un acto de justicia con las comunidades más vulnerables de la Gran Manzana, que por años han sufrido los efectos de la criminalización de la marihuana.

“Con esta medida lo que buscamos es que se reconozca que en Nueva York ha habido un historial de maltrato a las minorías latino y afro, que han sido puestas en un sistema criminal por la marihuana y han tenido que cargar con récords criminales de por vida y destruido familias. Lo menos que podemos hacer es garantizar que en este momento no haya personas expuestas a desalojos mientras Albany revisa y trabaja en la legalización”, dijo el líder político.

“No es una vía libre al consumo”

Actualmente, los cargos por posesión criminal de marihuana de cuarto y quinto grado, son causantes de terminación de contrato de inquilinos de NYCHA.

A pesar de la propuesta, el concejal Rodríguez advirtió que no puede confundirse como una vía libre al consumo de marihuana que afecte el bienestar común.

“Queremos ser justos, pero hay que aclarar que no estamos incentivando o llamando a que más personas usen marihuana, al igual que no lo hacemos como el cigarrillo, la cerveza y alcohol, por lo que hay que educar y encontrar un punto de equilibrio”, dijo el líder del Alto Manhattan, condado que cuenta con 53,890 viviendas de NYCHA. “Si bien es cierto que se debe reducir la ofensa actual para que personas que estén usando marihuana en NYCHA no sean desalojados, eso no es una licencia para incentivar a que se fume más, pues entendemos las quejas de muchos residentes donde ya el olor a marihuana está presente todo el tiempo”, agregó el político, de quien cuya madre vive en una vivienda de NYCHA.

El Comité de Seguridad Pública del Concejo aprobó un paquete de resoluciones sobre la marihuana

Pero no todos ven con buenos ojos la solicitud del Concejo Municipal, en especial adultos mayores que residen en los complejos de vivienda de NYCHA, quienes temen que cambiar las reglas de arrendamiento haciendo que quienes usen marihuana no enfrenten el riesgo de perder sus apartamentos, podría generar un incremento en el consumo de la hierba al interior de edificios y en áreas públicas, una de las grandes quejas de arrendatarios, actualmente.

Opiniones divididas de inquilinos

Aida Padilla, quien vive en las viviendas de NYCHA de Chelsea desde 1957, aseguró que no está de acuerdo con que se castigue penalmente a los consumidores, pero teme que las medidas proteccionistas afecten a los no consumidores.

“Aquí ya fuman demasiado y creo que si se les dice que nada va a pasar, pues esto va a ser peor y hay gente asmática que se va a enfermar más con ese humo”, dijo la boricua.

Herminia Sánchez fue más allá y aseguró que NYCHA tiene que encontrar mecanismos para evitar que los fumadores de marihuana lo hagan en zonas públicas. “Esa mier.. está por todas partes ya y lo que hace es enfermarlos a ellos y también a nosotros”, dijo la inquilina.

La puertorriqueña Jannet M mencionó que se opone a la resolución emitida por el Concejo, por un motivo de seguridad pública: “El problema es que cuando fuman no solo lo hacen en la entrada sino que botan las colillas y tiran ropa y cosas que pueden generar un incendio. Creo que lo que hace falta es mayor control”.

El contralor municipal Scott M. Stringer, aplaudió la movida del Concejo y definió su resolución como una herramienta necesaria para que se proteja a comunidades que han sido especialmente vulnerables con la penalización extrema del uso de marihuana.

“A medida que avanzamos hacia la legalización, no podemos descuidar las formas específicas en que la criminalización ha perjudicado a los residentes de NYCHA”, dijo el funcionario. “Nadie debería perder su hogar por el uso de cannabis, lo cual sería especialmente cruel cuando probablemente sea legal para el uso en adultos en todo el estado”.

Ni la Administración De Blasio ni NYCHA se refirieron a las peticiones del Concejo y no respondieron a solicitudes de El Diario para conocer su postura al respecto y las preocupaciones de los residentes de los edificios públicos ante una eventual despenalización.

Otras medidas sobre la marihuana

Durante la aprobación de la solicitud a NYCHA de sacar a los infractores de marihuana de las conductas que pudieran ponerlos en riesgo de perder sus apartamentos, también fueron aprobadas otras medidas relacionadas con la hierba. El concejal Donovan Richardson, presidente del Comité de Seguridad Pública, explicó una resolución con la que se le pide a la Legislatura del estado que apruebe una ley que otorgue a las localidades municipales la autoridad para regular el consumo público de marihuana dentro de sus jurisdicciones, incluida la autoridad para determinar si se deben promulgar las sanciones y cómo aplicarlas.

De igual manera, con otra resolución, los concejales urgieron a Albany a aprobar la Ley de Reglamentación y Tributación de la Marihuana, que legalizaría, regularía e impondría impuestos sobre la venta de marihuana en el Estado de Nueva York.

Ante las inquietudes de los residentes de NYCHA de que la propuesta del Concejo eleve el consumo de marihuana en áreas comunes, un vocero del presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson dijo que el líder legislativo entiende esas preocupaciones.
“Esta resolución no se trata de permitir que las personas fumen en cualquier lugar que deseen, especialmente dentro de los edificios de la NYCHA, se trata de mantener a los inquilinos en sus casas y no criminalizar a las personas por el uso de marihuana de bajo nivel”, dijo el vocero de Johnson. “Tenemos que dejar de criminalizar a las personas y quitarles sus beneficios por una mala conducta menor”.

NYCHA en cifras:

  • 177,657 son las viviendas de NYCHA en los cinco condados-
  • 450,000 residentes viven allí.
  • 45% de los inquilinos son hispanos.
  • 4,499 apartamentos hay en Staten Island.
  • 17,126 apartmentos hay en Queens.
  • 44,500 viviendas hay en El Bronx.
  • 58,669 apartamentos  hay en Brooklyn.
  • 53,890 apartamentos hay en Manhattan.