La pareja que puede enfrentar la pena de muerte por construir una casa en el mar

La pareja es parte de un movimiento que promueve "micronaciones" en aguas internacionales, con el fin de no estar sujetos a las leyes de ningún país
La pareja que puede enfrentar la pena de muerte por construir una casa en el mar
La pareja duda que la estructura esté en aguas del territorio tailandés.
Foto: Thai Navy/EPA

Un hombre estadounidense y su novia tailandesa podrían terminar su días en la cárcel o incluso ser sentenciados a muerte.

Las autoridades de Tailandia los acusan de haber construido una casa en aguas del país asiático, con lo cual la Marina del país dice que habrían amenazado la seguridad nacional.

Chad Elwartowski y su pareja Supranee Thepdet se encuentran actualmente escondidos de las autoridades, luego de que estas descubrieran la estructura de metal en medio del agua.

La plataforma, que ha servido de hogar a ambos, abarca 20 metros y fue levantada a unos 19 kilómetros de la costa de Phuket, una isla tailandesa al oeste del territorio nacional.

Elwartowski insiste en que, al encontrarse a 13 millas de la costa, la casa está fuera de la jurisdicción de Tailandia.

Pero la Marina tailandesa no tiene la misma opinión y argumenta que esta vivienda se levantó sin el permiso correspondiente.

El coronel de la Policía Nikorn Somsuk dijo a la agencia AFP que la Marina se reunirá con los funcionarios locales “para considerar qué medidas tomar”.

Si la pareja es declarada culpable, podrían enfrentar desde cadena perpetua hasta la pena capital.

Sujetos a ninguna ley

Ambos pertenecen al llamado movimiento “seasteading” (una combinación de las palabras “mar” y “hacienda”), que promueve la construcción de viviendas en aguas internacionales para que no estén sujetas a las leyes de ningún país.

También forman parte del grupo Ocean Builders, una comunidad de empresarios que trabajan para financiar este tipo de hogares.

Un bote de la Marina de Tailandia.
Thai Navy/EPA
La Marina de Tailandia asegura que la estructura fue construida sin permiso de las autoridades.

En un video publicado en febrero, Elwartowski dijo que esta comunidad era un lugar donde “las personas amantes de la libertad pueden reunirse y ser libres”.

La estructura en disputa fue construida ese mismo mes, pero no fue hasta esta semana que las autoridades la encontraron. Cuando se hizo el descubrimiento, ni el estadounidense ni su novia se encontraban ahí.

Una declaración publicada en el sitio web de Ocean Builders dice que la pareja no estuvo a cargo de la construcción de la vivienda, sino que eran simples inquilinos.

“Pasaron unas pocas semanas en la casa flotante y documentaron su aventura”, recoge la página web. “No estuvieron involucrados en el diseño, de ninguna manera”.

Según declaraciones de Elwartowski a AFP, él y su novia se encuentran escondidos “en un lugar bastante seguro” mientras se aclara su situación actual.

Micronaciones

Aunque no existen datos concretos del número de casas construidas en aguas internacionales, otras estructuras como esta (denominadas “micronaciones”) se han construido por razones similares.

Las micronaciones son estados autodeclarados que no cuentan con el reconocimiento de ningún gobierno.

Una de las más conocidas es Sealand, una plataforma marítima ubicada a menos de 10 kilómetros de la costa de Suffolk, un condado del este de Inglaterra.

Sealand
PA
Sealand pasó de ser una reliquia de guerra abandonada, a un microestado.

Esta famosa y controvertida estructura cuenta con su propia bandera, moneda e incluso un equipo de fútbol.

En países como Australia, por ejemplo, también han sido levantadas varias micronaciones.

Entre ellas se cuenta la Provincia de Hutt River, una finca privada a 500 kilómetros al norte de la ciudad australiana de Perth, que anunció su separación en 1970 luego de diferencias con el gobierno por los impuestos sobre el trigo.

Allí también tienen su propia bandera y su moneda: el dólar Hutt River.

Otro ejemplo es la micronación de Akhzivland, en el norte de Israel, que contaba con una población de solo dos personas durante casi medio siglo.

Así fue hasta que su fundador y presidente, Eli Avivi, murió el año pasado a los 88 años.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZEX-s3z3Vp8

https://www.youtube.com/watch?v=nyDDFsPojPQ

https://www.youtube.com/watch?v=tqMMFFcmrs8