Messi rompió en llanto en el vestuario de Anfield revela “The Guardian”

El delantero argentino no pudo contener las lágrimas y hoy se encuentra derrumbado tras el fracaso del Barcelona
Messi rompió en llanto en el vestuario de Anfield revela “The Guardian”
Lionel Messi no aguantó más y lloró en el vestuario de Anfield tras la eliminación de la Champions League
Foto: EFE

Después de la eliminación del Barcelona a manos del Liverpool en Anfield se pudo ver a un Lionel Messi cabizbajo, pensativo, triste y frustrado en el terreno de juego y no era para menos, el fantasma de la maldición rondaba de nuevo por el seno blaugrana y lo dejaba un año más sin la posibilidad de llegar a la final de la Champions League para ir en busca de la “orejona” que se le ha negado por tanto tiempo.

Este miércoles se supo a través de un video que circula por las redes sociales, que el delantero argentino fue increpado en el aeropuerto de Liverpool por un grupo de aficionados catales que lo insultaron, Leo no se quedó callado y los confrontó hasta que tuvo que intervenir Pepe Costa para que el asunto no pasara a mayores.

Pero hay una duda que quedaba en el aire y que hasta hoy pudo revelar el diario británico The Guardian: ¿Qué pasó con Messi después del “fracaso histórico” – como lo consideran algunos diarios españoles- al momento de abandonar el terreno de juego?

Messi no pudo contener las lágrimas y rompió en llanto en el vestuario blaugrana, según informó The Guardian y lo pudo confirmar el diario español Marca.

De acuerdo con el medio británico, el argentino lloró en medio del más absoluto silencio y sin ocultar la incredulidad por lo que acababa de sufrir unos minutos antes. Messi simplemente no cruzó palabra con nadie, de hecho pasó de largo por la zona mixta sin pararse, después de cumplir con el control antidopaje, directo al bus que llevaría a los jugadores y cuerpo técnico del Barcelona hasta el aeropuerto.

Hoy Messi está derrumbado y habrá que esperar a ver si conquistar la Copa del Rey, que disputarán ante Valencia, sirve como premio de consolación a todo el esfuerzo que se vino haciendo durante la temporada.