Una nueva aventura

Una nueva aventura
Estoy alegre de ver mi hija embarazada con las maravillas y las preocupaciones que trae.
Foto: shutterstock

Yo pensaba que ya no había que descubrir acerca de ser madre. Mis hijos son adultos, terminaron su educación, están trabajando y contribuyendo a la sociedad en una manera productiva. Ya había hecho mi trabajo como madre. Entonces mi hija me dijo que estaba embarazada.

De repente descubrí nuevas sensaciones, nuevas tareas, nuevas alegrías, y nuevos miedos. ¡Voy a ser abuela!

La alegría de ver mi hija embarazada con las maravillas y las preocupaciones que trae. La alegría de imaginar como mi nieto va a ser, su personalidad, sus talentos, sus deseos, y sus amores. La alegría de planificar para que la llegada de mi nieto, el baby shower, su ropa, la cuna, el asiento del auto, el cochecito, tantos nuevos artilugios para asegurar los bebés. La alegría de anticipar tener un bebé alrededor para amar, alimentar y proteger.

También he sentido temores que trato de ignorar. El temor de que el parto será difícil. Que no tendré la fuerza para ayudar a mi hija cuando ella me necesite. Los temores familiares sobre la verdad que este mundo es cruel y puede causar daño a mis seres queridos.

Yo alejo estos temores con mi inmersión en las nuevas tareas. Estoy planeando el baby shower; asistiendo a una clase para nuevos abuelos; y bañando a mi hija con amor, atención y oraciones. Muchas y muchas oraciones.

-La Dra. Vasthi Acosta es la directora de Amber Charter School

Ask Dr. Vasthi

3120 Corlear Avenue

Bronx, NY 10463

o escriba  sus comentarios a  askdrvasthi@ambercharter.org