Empleado de clínica de salud mental es arrestado por abusar sexualmente de menores

Rodrigo Omar Flores dijo que se dejó llevar del "mal juicio"
Empleado de clínica de salud mental es arrestado por abusar sexualmente de menores
Rodrigo Omar Flores
Foto: Suministrada

PHOENIX — Un empleado de una clínica de salud mental en Phoenix, Arizona, fue arrestado por abusar sexualmente de tres pacientes menores de edad, según dijeron este martes las autoridades, a pocos meses de encarcelar a un enfermero que violó y dejó embarazada a una mujer en coma también en Arizona.

La policía arrestó a Rodrigo Omar Flores, de 23 años, en su domicilio de un suburbio de Phoenix el 7 de mayo pasado, bajo acusaciones de abusar sexualmente de pacientes en la clínica del grupo Devereux Behavioral Health.

Según los documentos judiciales obtenidos por Efe, una niña de 14 años le contó en marzo a una asistente sobre cuatro episodios en los que Flores la tocó sexualmente.

Esos incidentes ocurrieron en su habitación y en la lavandería.

Una vez que el personal fue notificado de la acusación, al empleado lo pusieron en licencia administrativa y más tarde su contrato fue rescindido.

Los investigadores se enteraron de que otras dos víctimas también habían sido abusadas dentro de la misma clínica.

Los otros adolescentes contaron a los investigadores historias similares de tocamientos por parte de Flores.

En total, las víctimas reportaron 12 incidentes relacionados con el empleado desde octubre de 2018 hasta marzo de este año.

Luego de su arresto, Flores supuestamente admitió haber besado a dos de las víctimas, diciendo que se dejó llevar por el “mal juicio”.

El hispano está detenido y enfrenta una fianza de $200,000 dólares por cargos múltiples de agresión agravada, abuso sexual y conducta sexual con menores.

Devereux Behavioral Health emitió una declaración después del arresto en la que consiga que “el ex empleado en cuestión fue puesto inmediatamente en licencia administrativa y posteriormente fue despedido”.

“Cada vez que un niño hace una denuncia de cualquier tipo, inmediatamente informamos a las autoridades y colaboramos activamente en su investigación (…). Tenemos una tolerancia absolutamente cero para cualquiera que lastime un niño”, escribe el comunicado.

A finales de enero último, la policía de Arizona arrestó a Nathan Sutherland, de 36 años, como sospechoso de violar a una mujer en estado vegetativo desde hace más de dos décadas y que dio a luz en diciembre pasado.

Sutherland era enfermero en el hospital Hacienda HealthCare y encargado del cuidado de la mujer.

El abuso salió a la luz cuando el pasado 29 de diciembre la paciente dio a luz a un niño.

Mediante pruebas de ADN confirmaron la relación genética entre Sutherland y el bebé, por lo que el enfermero fue llevado a una prisión del estado, de acuerdo a informes policiacos.