Cruento enfrentamiento del cártel del Noreste deja al menos 18 muertos en Coahuila

Las autoridades dicen que la cifra de muertos puede aumentar, aún no terminan de reconocer la zona

Cruento enfrentamiento del cártel del Noreste deja al menos 18 muertos en Coahuila
Enfrentamiento en Coahuila.
Foto: Twitter

SALTILLO, México – Un enfrentamiento entre policías estatales y civiles armados, presuntamente pertenecientes al cártel del Noreste (CDN) en una población minera de Múzquiz dejó al menos 18 personas muertas, informaron autoridades de Coahuila.

La balacera ocurrió en el mineral de La Florida, cercano a Barroterán, a unos 35 kilómetros al suroeste de la ciudad de Sabinas, donde también resultó un agente estatal herido.

Medios locales y versiones extraoficiales hablaban de un saldo que incluso alcanzaba o superaba los 18 muertos.

“Elementos de Fuerza Coahuila enfrentaron a un grupo de civiles armados en un camino vecinal cercano a la comunidad de Mineral La Florida, en el municipio de Múzquiz, que hasta el momento arroja un saldo de seis probables delincuentes abatidos”, informó Jesús Carranza, portavoz de la Fiscalía de Coahuila.

El comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública del estado aclaró que, por la poca iluminación, de primera instancia se dijo que habían sido seis personas muertas, pero que la cifra podía incrementarse.

 

Sin embargo, el saldo que ha trascendido es que el número de muertos es de 18.

“Personal del área de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado se encuentra en este momento levantando evidencias”, informó la dependencia.

Tras recibir la información, ordenaron una intensa búsqueda a la que se sumaron un helicóptero de la Secretaría de Marina y efectivos de la Policía Federal, así como miembros del Ejército.

“Por la nula iluminación así como por las complejas condiciones del terreno en donde sucedieron los hechos, aún no concluyen, por lo que no se puede determinar aún el saldo final que arrojó esta acción por parte de las fuerzas de seguridad”.

Enfrentamientos en Coahuila.

En redes sociales circularon  fotografías de cuatro hombres armados abatidos con las siglas “CDN” (Cártel del Noreste) en color blanco sobre el chaleco antibalas. Una fuente oficial señaló que las fotografías eran auténticas de ese enfrentamiento.

El gobierno de Coahuila informó que diversos hombres armados escaparon por brechas de la zona, ante lo cual se inició un dispositivo de búsqueda.

El enfrentamiento se presentó un día después de que hombres armados dispararon ráfagas de ametralladoras hacia las instalaciones de la Fiscalía General del Estado en Nueva Rosita, población ubicada a unos 55 kilómetros de La Florida. En esa acción abandonaron un vehículo de color blanco con los cuerpos de cinco hombres asesinados en su interior.

Los informes de la policía del municipio de Múzquiz, ubicado a unos 100 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, precisaron que una caravana de vehículos con hombres armados emboscó a varias patrullas de la corporación estatal Fuerza Coahuila y de la Policía Investigadora de la Fiscalía.

Las autoridades estatales no han informado sobre el número total de heridos.

Una fuente de la Policía de Proximidad de Múzquiz mencionó que la cifra total de muertos podría alcanzar los veinte, entre delincuentes y miembros de la corporaciones policiales del estado.

Los medios locales ya publicaron que hasta el momento suman 18 los fallecidos.

Los hechos del domingo se suman a los que han ocurrido en el norte de Coahuila en la semana pasada. La madrugada del sábado pasado fueron abandonados cinco cadáveres en el interior de un vehículo en las oficinas de la Policía Investigadora del municipio de Sabinas, vecino de Múzquiz.

Además, tres policías estatales fueron atacados en los municipios aledaños de Nava y otro ataque a los efectivos de Fuerza Coahuila ocurrió en la ciudad fronteriza de Piedras Negras.

Las autoridades de esos municipios atribuyen los ataques a miembros del cártel del Noreste (CDN), los antiguos Zetas, quienes controlan minas y la distribución de carbón en municipios del norte de Coahuila que conforman la llamada Región Carbonínfera.

Incluso las clases en la zona se han cancelado debido a los altos índices de violencia que se han registrado en los últimos días.