Duras críticas a De Blasio porque no asistirá a desfile puertorriqueño debido a “gira presidencial”

No hay registro de que un alcalde haya esquivado la cita en sus 62 ediciones

El evento en NYC se celebra desde 1958
El evento en NYC se celebra desde 1958
Foto: VICTOR M. MATOS

“Todavía puede cambiar de opinión, señor alcalde. Culpe a su personal, culpe una mala medicación, lo que sea. Deje sus planes de llevar su campaña presidencial a Iowa durante el fin de semana. Quédese en casa y marche en el Desfile Puertorriqueño del domingo, como lo ha hecho cada alcalde durante décadas”.

Son palabras de un duro editorial publicado ayer por New York Post, en medio de diversas críticas ante el “insulto imperdonable” que representaría al ausencia de Bill de Blasio en uno de los desfiles más grandes en el calendario anual de NYC.

“Es un insulto no sólo para esa comunidad, sino para toda la ciudad. Los alcaldes no marchan sólo para presentar sus respetos personales: lo hacen para simbolizar todo Nueva York”.

“Es su trabajo, un compromiso que hizo al postularse para un cargo. Todo lo que tiene que hacer es aparecer, marchar, sonreír y saludar”, insistió el editorial.

Al anunciar la noticia previamente en inglés, el mismo diario usó la palabra “loco” en español para criticar a De Blasio. “Debe estar loco si piensa que es una buena idea” viajar a Iowa -el primer estado donde se celebrarán las primarias Demócratas en 2020- en vez de asistir al desfile boricua.

“No hay registro de que un alcalde haya esquivado el desfile de 62 años” de tradición, insistió el matutino.

Funcionarios electos Demócratas y residentes de la ciudad también han reaccionado con incredulidad e indignación al conocerse ayer la agenda del alcalde para el venidero fin de semana.

El gobernador Andrew Cuomo, quien marchará el domingo, se quedó estupefacto ante la noticia. “Estoy sin pensar. Mi mente se queda en blanco”, dijo con los ojos abiertos de incredulidad, al ser consultado ayer en El Bronx.

Y el presidente de ese condado, Rubén Díaz Jr., advirtió que De Blasio “no debería dar por sentado a la comunidad puertorriqueña”.

Aunque luego ironizó: “Incluso cuando él está aquí, ¿qué es lo que hace que es de gran ayuda? (…) ¿Qué agrega su presencia a todos los problemas que tenemos? Cero. Entonces, si él elige ir a Iowa, Dios lo bendiga”.