Quién es Forky, la nueva estrella de Toy Story

Toy Story 4 llega con nuevos personajes como Gabby Gabby y Duke Caboom, pero Forky se roba el corazón de mayores y pequeños
Quién es Forky, la nueva estrella de Toy Story
Forky está hecho a partir de un "sfork", mitad cuchara, mitad tenedor.
Foto: Disney · Pixar

Si van con niños a ver Toy Story 4, lo más probable es que a la salida del cine les digan que quieren tener –o incluso “hacer” – un Forky.

Pero, ¿quién es Forky?

Forky es parte cuchara, parte tenedor, con pies de madera –tomada de un paleta de helado–, brazos de escobilla, ojos saltones y boca de plastilina. Y, sobre todo, el nuevo juguete preferido de Bonnie, la niña a la que pertenecen Woody, Buzz Lightyear y demás amigos de Toy Story.

“Forky es el verdadero catalizador de Toy Story 4”, asegura Tom Hanks, quien pone voz a Woody desde 1995. “Forky surge de la imaginación de Bonnie, su creadora. Eso es lo que es realmente un juguete”.

En su primer día en el kínder, Bonnie crea a Forky con materiales sacados de la papelera de la clase, por lo que el nuevo personaje nace pensando que él mismo no es más que basura. Pero inmediatamente se convierte en el objeto preferido de Bonnie, algo que no pasa desapercibido para Woody, siempre preocupado por la felicidad de su niña.

Bonnie crea a Forky con estos materiales. / Foto: Disney · Pixar
Bonnie crea a Forky con estos materiales. / Foto: Disney · Pixar

A partir de entonces, Woody tomará la responsabilidad de evitar que Forky se lance a la basura por sí mismo y tratará de convencerlo de que la razón principal de su existencia es otra mucho más valiosa.

“Espero que, viendo la película, alguna gente que se siente así sepa que siempre hay un propósito en la vida”, comenta Tony Hale, el actor que da voz a Forky.

Woody presenta a Forky al resto de juguetes de Toy Story. / Foto: Disney · Pixar
Woody presenta a Forky al resto de juguetes de Toy Story. / Foto: Disney · Pixar

· Leer más: Lo que ya sabemos de Toy Story 4

Hale se embarcó en el proyecto de Toy Story 4 hace algo más de dos años, cuando le invitaron a viajar a los headquarters de Pixar en la bahía de San Francisco. Hablamos con el actor la semana previa al estreno del film.

“Yo no tenía ni idea de qué se trataba. Pero había visto las películas de Toy Story, obviamente, y tenía una idea de los juguetes. Entonces me muestran este dibujo de un sfork con ojos saltones… ¡no era lo que me esperaba! Pero para mí fue la tormenta perfecta, porque yo estaba tan sobrepasado por estar allí, tenía mucha curiosidad y muchas preguntas… Sentí que Forky y yo ya teníamos una relación”, comenta Hale sobre su primer contacto con el personaje, al que le imbuyó de una “constante curiosidad”.

Bonnie en el momento en que crea a Forky. / Foto: Disney · Pixar
Bonnie en el momento en que crea a Forky. / Foto: Disney · Pixar

“Aún hoy no comprendo cómo en Pixar logran hacer lo que hacen. Admiro tanto su trabajo que tenía una enorme curiosidad por todo. Además, Forky era una hoja en blanco. Él no tenía ningún concepto de ninguna regla en el universo de Toy Story. Alguien menciona a Bo Peep y él pregunta ¿qué es un Bo?… No entiende por qué todos se tiran al suelo cuando alguien entra en la habitación. Fue divertido tener esa mentalidad de niño. Y además, nunca vimos un guion. Nos iban dando páginas según íbamos grabando. Eso también me ayudó, porque yo no tenía ni idea de lo que estaba pasando, como Forky”, recuerda el actor.

La ingenuidad y simpleza de Forky empieza por cómo fue construido, lo que le da muy poco control sobre su cuerpo, incluidos sus ojos. Pero al estar hecho de distintos materiales, no fue nada fácil de animar para el film. Por otro lado, el personaje pasa por una pronunciada curva de aprendizaje.

“Él es simple, ve el mundo como un niño”, explica Hale. “Pero se embarca en este viaje en el que descubre que su propósito es mucho más que ayudar a alguien a comer chili. Él se ve como basura y Woody le dice: ‘Tú tienes valor, tienes un propósito’. ¿Cuántos niños y adultos necesitan escuchar eso?”.

Woody y Forky. / Foto: Pixar
Woody tiene mucho que enseñar a Forky. / Foto: Pixar

No creo que Pixar haga películas motivadas por un mensaje, pero orgánicamente sí aparecen esos mensajes. Es como Gabby Gabby, que empieza como una muñeca muy creepy, es la villana, pero Forky no tiene ni idea de qué es el mal, qué es creepy. ‘Tienes un pelo bonito’, le dice. A la vez ella es un personaje que sólo quiere ser amada. Es raro ver un film en el que el villano hace un giro así”, apunta Hale.

Si, como la mayoría de los que hemos visto la película, se quedan con ganas de más Forky, sólo tendrán que esperar a otoño. Para el lanzamiento de Disney+, el servicio de streaming con el que Disney quiere competir con Netflix, Pixar estrenará una serie de 10 episodios cortos –de 5 a 10 minutos– en los que Forky hará una pregunta tipo “¿Cómo funciona el Sol?” y luego otro personaje de Toy Story le ayudará a explorar de qué se trata.

· Leer más: Woody y Buzz nunca estuvieron juntos