Licencias para indocumentados pasan la prueba en la Asamblea estatal de NY

Ahora irá al Senado Estatal donde buscará convertirse en ley

Licencias para indocumentados pasan la prueba en la Asamblea estatal de NY
Foto: El Diario

El proyecto de ley que busca otorgar licencias de conducir a inmigrantes sin importar su estatus migratorio fue aprobado por la mayoría de los legisladores de la Asamblea en la tarde del miércoles, ahora la propuesta deberá ser votada en el Senado estatal. Con la aprobación del proyecto local al menos 265,000 personas obtendrían permiso legal para conducir.

De convertirse en ley, Nueva York sería el estado número 13, además del Distrito de Columbia y Puerto Rico, en permitir que inmigrantes indocumentados obtengan licencias de conducir. De acuerdo a reportes recientes, estados que han puesto en marcha este tipo de ley han reducido aproximadamente un 10% los accidentes automovilísticos.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Carl Heastie dijo: “La legislación que pasamos el día de hoy promoverá la seguridad pública, protegerá la seguridad de nuestro estado y garantizará que cada neoyorquino pueda integrarse en su comunidad y cuidar a su familia”. Afirmó además que la ley se asegurará de que cada conductor esté entrenado, aprobado y asegurado, haciendo las vías de Nueva York más seguras para todos.

Con relación a la aprobación del proyecto Green Light NY (Luz Verde), el asambleísta Marcos Crespo -uno de los impulsores de la ley- aseguró: “Esta legislación permite que los inmigrantes neoyorquinos indocumentados, contribuyan a la economía de nuestro estado de muchas formas, conduzcan de manera segura hacia y desde la escuela, el trabajo y el hogar. Nuestras carreteras en todo el estado de Nueva York no sólo serán más seguras, sino que las familias de los inmigrantes tendrán más tranquilidad mientras sus seres queridos están en las carreteras”.

Javier Valdés, co-director ejecutivo de Make the Road New York, aplaudió el liderazgo de la Asamblea Estatal y afirmó que que este acceso a las licencias impactará cientos de miles de inmigrantes, asegurando que los conductores calificados no tengan miedo de realizar sus actividades diarias. “Le pedimos al Senado Estatal que traiga inmediatamente la ley Green Light NY al piso para ser votada y la ayude a pasar”, dijo el defensor del proyecto.

De igual manera, el presidente del sindicato de trabajadores 32BJ SEIU, Héctor Figueroa, dijo: “Aplaudimos la aprobación del proyecto de ley Green Light NY, una ley que garantizaría que todos los conductores en el estado estén capacitados, autorizados y asegurados. Esto es un beneficio para todos, y haría que las carreteras de Nueva York sean más seguras, y que potencialmente ayudaría a los conductores ahorrar millones de dólares, al reducir en gran medida la cantidad de conductores sin seguro en la carretera y reducir los accidentes de ‘hit and run'”.

Finalmente, expertos aseguran que el cambio en esta política incrementaría exponencialmente los ingresos de Nueva York, llegando a recaudar un estimado de $57 millones de dólares repartidos a nivel estatal y federal, así como también otros $26 millones por solicitudes de licencias y compra de vehículos.