Como si estuviera desnuda: el secreto peor guardado de las curvas de Kim Kardashian

Luce impresionante gracias a las fajas

La estrategia empresarial de Kim Kardashian pasa por convertir en un negocio rentable todos los trucos y secretos que ha adquirido a lo largo de su carrera, bien sea guiando a sus fans a la hora de convertirse en una celebridad en su videojuego para móvil o creando una línea de maquillaje que permita recrear su técnica de contouring.

Su último proyecto saca partido a su amplia experiencia luciendo modelitos arriesgados sobre la alfombra roja sin renunciar a cierta ayuda para realzar sus curvas. De ese concepto surge Kimono, una línea de fajas que acaba de presentar en Instagram.

“Siempre acababa teniendo que cortar yo misma mi ropa interior para crear nuevos estilos, y en muchas ocasiones no podía encontrar un color que se adaptara a mi tono de piel”, ha explicado en la publicación con la que ha anunciado su última apuesta comercial.

Una de las prendas más novedosas de la colección es una especie de pantalón de cintura alta con una pernera más larga que otra diseñado para lucir con vestidos que incluyan una abertura lateral, como los que tanto le gustan a ella, sin miedo a mostrar más de la cuenta en la pierna que queda al aire.

Grosby Group

La empresaria se ha querido asegurar además de que cualquier mujer, sin importar su tipo de silueta o su raza, pueda utilizar su ropa interior moldeadora al lanzar al mercado una variedad de tallas de la XXS a la 4XL en nueve tonalidades.