El sueño del verano para el FC Barcelona

Antoine Griezmann y Neymar, muy cerca de reforzar al equipo culé
El sueño del verano para el FC Barcelona
BARCELONA, SPAIN - MAY 06: El tridente que protagonizaron Messi, Neymar y Luis Suárez está a punto de ver su segunda versión en el FC Barcelona (Photo by Denis Doyle/Getty Images)
Foto: Denis Doyle / Getty Images

Lo que parecía un sueño para los aficionados del Barcelona, podría concretarse mucho más pronto de lo que imaginaban: al parecer -y pese a una fuerte discordia con la plantilla- Ernesto Valverde ha aprobado que la directiva haga las pujas necesarias para aterrizar de una vez por todas a Antoine Griezzmann y repatriar al hombre del momento, (fuera de las canchas) Neymar.

Luego de dos veranos sin él y la antipatía de la afición bien ganada por su partida al Paris Saint Germain, Neymar suplica por otra oportunidad en el seno barcelonista que, al parecer le ha vuelto a abrir las puertas debido a su excelente relación con las ‘vacas sagradas’ del equipo.

La cosa no es tan sencilla, pues demasiada gente involucrada tiene que poner de su parte: Bartomeu, Presidente del Barça, Nasser Al Khelaifi, Presidente del PSG y su propietario, Tamin Bin Hamad Al Thani, Pini Zahavi, intermediario entre ambas instituciones, obviamente Neymar Jr y su padre, que pueden cambiar de opinión en cualquier momento y claro, la requerida bendición de Lio Messi quien tiene la última palabra, eso lo sabemos todos.

Por otro lado, está el caso Griezmann, quien el año anterior utilizó, por decir lo menos, la disposición del equipo culé por ficharlo convirtiendo su fichaje en un circo mediático al estilo Lebron James y que acabó con un documental en Netflix y el francés decantándose por permanecer ‘heroicamente’ en el Atlético de Madrid.

Eso, ha puesto al francés en una situación poco favorable de cara al equipo, sin embargo, su calidad determinante ha hecho que reconsideren la necesidad de tener un jugador así en el equipo, sobre todo de cara al inminente ocaso de Lionel Messi.

El objetivo sería disponer de una plantilla ‘corta’ de entre 20 y 22 jugadores, para que así puedan ascender jugadores del filial y que haya una real competencia interna de primer nivel para que todos tengan oportunidades en las rotaciones.