Estafador Bernie Madoff pidió a Trump que le reduzca su condena de 150 años

"Es un sinvergüenza sin par", dijo sobre él en 2009 el hoy mandatario

Bernie Madoff al ser sentenciado en 2009
Bernie Madoff al ser sentenciado en 2009
Foto: THE DEPARTMENT of justice

El anciano estafador neoyorquino Bernie Madoff, convicto desde hace una década, está pidiendo que el mandatario Donald Trump reduzca su sentencia de prisión de 150 años, una solicitud que el fiscal del caso calificó rápidamente como “la misma definición de descarte”.

Madoff, de 81 años, está encerrado en una prisión federal en Butner (Carolina del Norte) por organizar el esquema Ponzi más grande de la historia.

Se declaró culpable de 11 delitos en 2009 y no está tramitando un indulto presidencial absoluto. En su lugar pide clemencia en forma de conmutación o reducción de una sentencia, de acuerdo con una solicitud presentada ante el Departamento de Justicia (DOJ).

Una búsqueda en el portal del DOJ muestra que la solicitud de clemencia de Madoff está “pendiente”, detalló NBC News.

Pero no está claro cuándo Madoff presentó la solicitud por primera vez. Es posible que lo hiciera durante el gobierno de Barack Obama, quien estaba empezando en la Casa Blanca cuando fue enviado a prisión.

Las referencias públicas del actual mandatario tampoco le dan espacio a la esperanza. En su libro de 2009 “Think Like a Champion”, Trump escribió que dijo “no” a la sugerencia de Madoff de que invirtiera en su fondo.

En ese misma publicación, Trump dijo que conocía a varias personas que habían invertido el ahorro de su vida con el estafador. “Es sin lugar a dudas (…) un sinvergüenza sin par“, escribió.

Más tarde, en 2017 New York Post informó que después de la condena de Madoff, Trump se negó a alquilarle un apartamento a su esposa Ruth en sus edificios de Manhattan cuando ella estaba buscando un nuevo lugar para vivir.

Más de 21 mil personas alrededor del mundo fueron víctimas desde Nueva York de las estafas del convicto inversor Madoff. Otros más se han suicidado o reportado graves problemas de salud al descubrirse arruinados por él.

Incluso dos hijos han fallecido desde entonces: Mark se suicidó en 2010 y Andrew murió de cáncer en 2014.