Presidente del Senado en Puerto Rico y las supuestas movidas para ser el sucesor de Ricardo Rosselló

Reportes de medios locales y analistas apuntan a que el pulseo político se concentra en la cúpula del Partido Nuevo Progresista (PNP), tras la renuncia de Ricardo Rosselló, efectiva este viernes

Presidente del Senado en Puerto Rico y las supuestas movidas para ser el sucesor de Ricardo Rosselló
El presidente del Senado y del Partido Nuevo Progresista (PNP), Rivera Schatz.
Foto: (Archivo / GFR Media)

Dentro del Partido Nuevo Progresista (PNP), el que presidía Ricardo Rosselló antes de su renuncia al cargo de gobernador de Puerto Rico -efectiva este viernes, se mueven las fichas para llenar la silla vacante de mayor jerarquía en el país. Sin embargo, el que, supuestamente, controla las reglas del juego, a juzgar por fuentes legislativas que han conversado con diveros medios en Puerto Rico, sería el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

Rivera Schatz, quien pasó a ser de manera interina el presidente del PNP cuando el renunciante gobernador cedió su posición dentro de la colectividad, aparentemente, no respalda la nominación del excomisionado residente Pedro Pierluisi a la gobernación, pues él mismo aspira a ocupar la secretaría de Estado, lo que le facilita su entrada al cargo ejecutivo.

Previamente, Rivera Schatz también manifestó su rechazo a que la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, ocupara el puesto. Finalmente, la funcionaria descartó la posición en medio de denuncias y protestas por supuestos manejos parcializados de casos bajo su supervisión.

Este pulseo político tras bastidores viene sonando desde antes que el mandatario anunciara el miércoles que dejaría el cargo.

Según indicaron cinco personas presentes en las conversaciones entre miembros del Partido antes de oficializarse la dimisión, el presidente del Senado llevaba de “tres a cuatro días” intentando posicionarse como el próximo secretario de Estado para así pasar a la gobernación tras la renuncia de Rosselló.

El nombramiento de Pierluisi, quien formaba parte del bufete O’Neill & Borges, que asesora a la tan criticada Junta de Control Fiscal que controla las finanzas de la isla, y cuya disolución también piden los manifestantes en Puerto Rico, fue anunciada por el renunciante mandatario este miércoles a través de un mensaje en Twitter.

Sin embargo, a poco de la dispuesta sucesión de poder, los reportes de supuestas presiones por parte de Rivera Schatz no cesan.

Según el representante del PNP, José Enrique “Quiquito” Meléndez, hasta el martes, existía un acuerdo de Rosselló para nombrar a Rivera Schatz como Secretario de Estado.

Analistas políticos también coinciden con las alegadas movidas del líder legislativo.

Por ejemplo, José Sánchez Acosta dijo en “A Palo Limpio” de la emisora radial Noti-Uno que no cabe duda de la presión entre los legisladores novoprogresistas para apoyar al presidente senatorial.

“Hay una presión que sienten los legisladores, especialmente los senadores, con la figura de Rivera Schatz. Es natural. Miguel Romero hace unos meses atrás sintió toda la rabia de Rivera Schatz cuando lo despojó de todo, lo humilló, lo pisoteó y ahora anda Miguel Romero por ahí el más fiel seguidor de Rivera Schatz, en un lamboneo que todavía no entiendo…que me decepciona también porque una cosa es que yo no estoy pidiendo rabia ni coraje pero ese ‘lamboneo’, analicen bien penepés”, expresó Sánchez Acosta.

Rosselló convocó a una sesión extraordinaria en la Legislatura este jueves  a las 11 a.m. para evaluar el nombramiento.

Inicialmente, Rivera Schatz indicó en una entrevista con la emisora radial WKAQ 580 que si Rosselló nombraba a Pierluisi, este no sería confirmado en el Senado.

En las últimas horas, el estadista ha bajado el tono de su discurso con mensajes en su cuenta de Facebook en los que llama a un proceso “ordenado” ante la efectividad de la renuncia este viernes a las 5 p.m.

“Nuestro ordenamiento constitucional y jurídico opera en pleno vigor, independientemente de agendas, motivaciones o faenas. Los procesos deben desarrollarse conforme a la ley. Ese es nuestro deber y lo cumpliremos cabalmente’, lee parte de uno de los mensajes compartidos.

“No existe problema que no tenga solución y en Puerto Rico debemos enfocarnos en las soluciones. Debemos promover unión, no discordia. La autoridad moral y la conciencia ilustrada guiarán a Puerto Rico en esa dirección. Nada ni nadie puede evitar eso”,agregó el político.

En otra publicación posterior, llamó a que las personas se manifiesten sobre el nombramiento.

“Cualquier ciudadano que desee expresarse sobre la nominación del Lcdo. Pedro Pierluisi, al cargo de Secretario de Estado puede hacerlo a través del portal cibernético del Senado de Puerto Rico escribiendo a http://www.senado.pr.gov; visitando la Oficina de la Comisión de Nombramientos del Senado de Puerto Rico, en el Capitolio o la oficina de cualquier senador o senadora”, indicó.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, indicó, por su parte, que Pierluisi “presenta problemas ahora mismo” para ser confirmado.
“Hay unas situaciones que tiene que ver con la Junta de Supervisión Fiscal, un proyecto que la Cámara de Rrepresentantes está investigando y yo prefiero discutirlo cuando nos reunamos en el caucus”, indico Méndez por WKAQ 580 sin ofrecer más detalles.

La Constitución de Puerto Rico dispone que en caso de la renuncia del gobernador, es el secretario de Estado, quien ocupará la posición.

En caso de que la posición esté vacante como ocurre ahora,  la secretaria o secretario de Justicia, deberá asumir esa responsabilidad.

El orden de sucesión en la eventualidad de que la SJ no esté hábil para el cargo dipuesto constitucionalmente, sería el secretario de Hacienda, Francisco Parés, y el de Educación, Eligio Hernández.

Pero Parés solo tiene 31 años por lo que quedó descartado ya que se deben tener los 35 cumplidos para acceder a la gobernación.