Otra latina NYPD denuncia a sus compañeros por acoso sexual y a la ciudad por no actuar

Fue blanco de repetidos hostigamientos e incluso de un intento de agresión sexual

Otra latina NYPD denuncia a sus compañeros por acoso sexual y a la ciudad por no actuar
Segunda denuncia este verano
Foto: Getty Images

Una oficial de la policía de Nueva York ha demandado a la ciudad y a varios de sus compañeros, alegando que fue blanco de repetidos hostigamientos sexuales e incluso de un intento de agresión sexual, pero que los superiores y su sindicato se negaron a intervenir, informó New York Post.

La oficial Danielle Campo afirma en una demanda federal presentada en Brooklyn que Joe Mercado, compañero de la Comisaría número 100, la atacó en enero de 2018 mientras los dos se encontraban sentados en su vehículo. La manoseó a la fuerza y ​​luego le exigió que le practicara sexo oral,  mientras le obligaba a inclinar la cabeza hacia su regazo, dijo.

Cuando se defendió, Mercado presuntamente le arrancó la ropa y un mechón de pelo, según documentos judiciales.

Campo también alega que otro oficial en el Recinto 100, Paul Marecki, le envió repetidamente mensajes sexualmente explícitos como: “Sabes que soy un fanático de los pies”, a pesar de las reiteradas solicitudes para que cesara.

Ambos hombres se refirieron repetidamente a Campo por una variedad de nombres ofensivos, según la demanda, que incluyen la palabra “put…”

Cuando Campo se quejó de Marecki varias veces ante su supervisor en la Comisaría, que sirve a Rockaways (Queens), ella alega que él no hizo nada para detener el acoso. En cambio, documentos judiciales indican que el sargento John Ringel hizo una broma sobre Marecki.

Campo también afirma que otro sargento y dos representantes de la Asociación Benevolente de la Policía (PBA) se negaron a actuar cuando ella les informó sobre el acoso. PBA no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Tras el presunto ataque de Mercado, Campo dice que su cabello comenzó a caerse y desarrolló una erupción en todo el cuerpo. Su médico lo atribuyó al estrés y tuvo que recetarle antidepresivos.

“Lo que le pasó a mi cliente es horrible. Y nunca debería suceder, especialmente en 2019, y especialmente en la aplicación de la ley”, dijo el abogado de Campo, Rick Ostrove, a The Post. “¿Cómo permite el Departamento de policía que esto continúe?”

Mercado, Marecki y Ringel no pudieron ser contactados para hacer comentarios. Un portavoz de la policía de Nueva York dijo que revisarían la demanda y agregó: “No hay tolerancia para el acoso sexual en la policía de Nueva York”.

Un portavoz del Departamento Legal de la Ciudad de Nueva York declinó hacer comentarios.

En un caso parecido, María Méndez, quien renunció como policía de Nueva York en enero tras 14 de servicio, también denunció recientemente que sus superiores no hicieron nada para resolver sus quejas de que supuestamente fue violada y golpeada por sus compañeros de trabajo en Harlem durante años.