Abuela evitó otra masacre: denunció a su nieto porque planeaba disparar en un hotel y suicidarse

El joven pretendía usar un rifle AK-47 en otra ciudad de Texas
Abuela evitó otra masacre: denunció a su nieto porque planeaba disparar en un hotel y suicidarse
Ciudadanos rinden homenaje a las víctimas de la masacre de El Paso.
Foto: EFE

El jueves 1 de agosto, apenas 48 horas antes de la masacre de El Paso, un joven de 19 años fue arrestado por las fuerzas especiales de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), luego de una breve hospitalización en la ciudad de Lubbock, en el mismo estado de Texas. La razón: su abuela denunció que el chico planeaba disparar en un hotel y suicidarse.

La mujer, que evitó una masacre a manos de su nieto, dijo a las autoridades que el joven de nombre William Patrick Williams, le comentó el pasado 13 de julio que había comprado un rifle AK-47 con el que planeaba realizar un tiroteo en un hotel de la ciudad y posteriormente quitarse la vida. La abuela, cuya identidad no fue revelada, tomó en serio el comentario de su nieto y lo convenció de internarse en un hospital.

El joven consintió a la policía para registrar la habitación que había alquilado en el hotel. Los oficiales encontraron, efectivamente, un rifle AK-47 sobre la cama de la habitación, 17 cartuchos de municiones, cuchillos, una gabardina negra, unos pantalones tácticos negros, una camiseta negra y guantes tácticos negros con los dedos cortados.

Al revisar el formulario que el joven llenó al comprar el AK-47 el pasado 11 de julio, las autoridades encontraron que lo había llenado con datos falsos y tergiversados, por lo que será acusado de hacer declaraciones falsas a un vendedor de armas de fuego con licencia federal; podría enfrentar hasta cinco años en una prisión federal.

“Así se evitó una tragedia. Quiero elogiar a la abuela del acusado, que salvó vidas al interrumpir este complot, así como a los agentes de policía y agentes federales de Lubbock que investigaron su adquisición ilegal de un arma mortal. Si alguien sospecha que un amigo o ser querido está planeando actos de violencia contra ellos mismos o contra otros, no debe dudar en buscar ayuda de inmediato y llamar a la policía”, señaló el fiscal federal Nealy Cox en un comunicado del Departamento de Justicia de EEUU.