El drama de Rocío Sánchez Azuara: su hija pelea por su vida

Daniela tiene 31 años y padece lupus

Hace unas semanas se dio a conocer que Rocío Sánchez Azuara pidió una cadena de oración para su hija. Ahora salen a la luz más detalles del drama que vive la conductora de 55 años.

Daniela de 31 padece de lupus desde hace años y libra una batalla por su salud.

En julio la hija de Rocío sufrió un infarto y tuvo que ser operada de emergencia.

“Estos últimos años han sido muy difíciles para Rocío; en abril de 2018 los riñones de su hija dejaron de funcionar y en noviembre sufrió un infarto”, dijo un allegado a Rocío a TVNotas.

“Después del infarto tenía mejor actitud, incluso comenzó a salir de casa junto con su mamá, se iban de compras y hasta recibía la visita de sus amigas, eso las hacía olvidar un poco todo lo que estaban pasando. Tener un día normal, sin crisis, era un regalo”, relató el informante.

A finales del mes pasado, la conductora de “La tercera en discordia” hizo un conmovedor llamado a su seguidores en Instagram.

https://www.instagram.com/p/B0jUkqog65x/

“Desde siempre en nuestras vidas y en sus manos la vida de mis hijos… hoy en especial por mi guerrera Daniela”, escribió al pedir por la salud de Daniela.

Aunque el pronóstico de la evolución de la enfermedad es reservado, Rocío y su hija se mantienen al pie del cañón dando la batalla.

“Rocío ha hecho de todo con tal de salvar a su hija; hace años se la llevó a Estados Unidos. Lamentablemente la salud de Dani es muy inestable”, concluyó el amigo de la familia.

¡Fuerza, Rocío!