Anticipan avalancha de demandas por abuso sexual infantil en NY

Mientras desde Times Square lanzan una campaña para instar a las víctimas a denunciar, las cortes del estado se preparan para un gran número de casos
Anticipan avalancha de demandas por abuso sexual infantil en NY
Legisladoras de Albany son parte de una campaña que exhorta a las víctimas de abuso sexual infantil a buscar vías de justicia.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Este miércoles, cuando se abre la ventana de un año para que quienes hayan sido víctima de abuso sexual infantil puedan entablar demandas civiles contra sus supuestos abusadores, como parte de la recién aprobada Ley de Víctimas Infantiles, se espera una lluvia de casos judiciales en las cortes de Nueva York. Y para instar a las víctimas a no dejar pasar esta oportunidad, se lanzó una campaña desde el corazón de la Gran Manzana, el emblemático Times Square.

Las asambleístas estatales Rodneyse Bichotte, Yuh-Line Niou y Catalina Cruz, junto a la senadora estatal Alessandra Biaggi, fueron las protagonistas del evento para dar inicio a la campaña impulsada por la organización Safe Horizon, pero no solo por ser promotoras de la ley, sino como parte de quienes muestran al mundo su testimonio personal, pues todas fueron víctimas de abuso sexual, cuando apenas eran unas niñas.

“Cuando yo tenía solo 10 años, fui abusada sexualmente por el pastor de una iglesia, y espero que esta legislación ayude a conseguir la paz a miles de personas como yo, y además signifique una herramienta para mis compañeros víctimas”, confesó Bichotte, la primera haitiana-americana electa asambleísta para representar a Brooklyn, en la Legislatura en Albany.

“Como sobreviviente de la agresión sexual, valoro que este es un paso muy importante para poner fin a una cultura de silencio y construir un nuevo conjunto de reglas, para poner a los sobrevivientes primero”, dijo la senadora Biaggi.

Y como parte de la campaña multiplataforma, y al igual que ocurre con los grandes anuncios luminosos de Times Square en los que se promueven obras de Broadway, se usaron gigantes pantallas digitales en las cuales se mostraron imágenes de las legisladores, haciendo un llamado a la sensibilización pública: informar a los neoyorquinos sobrevivientes del abuso sexual infantil, que hasta hace muy poco se mantenían en las sombras, sobre sus derechos ante la entrada en vigencia de la Ley de Víctimas Infantiles.

Ariel Zwang, directora de Safe Horizon, resaltó que se han trazado como objetivo que este mensaje se extienda a otras plataformas, para que los afectados y sus familiares conozcan sus opciones ante la ley,

“Estamos orgullosos de ayudarlos a determinar qué es lo mejor para ellos “, puntualizó Zwang, agregando que buscan exhortar a los afectados a tomar una “decisión razonable”.

Instituciones también podrán ser denunciadas

Las víctimas no solo podrán denunciar a individuos, sino también a las instituciones que protegieron a los presuntos perpetradores, independientemente de cuánto tiempo haya transcurrido desde que ocurrido la agresión.

Brian Toale, un sobreviviente de abuso sexual, también es parte de la imagen de este plan de divulgación masiva. Desde su testimonio personal, reveló que “en el pasado, no teníamos voz colectiva. Luchamos batallas aisladas, a menudo secretas con los poderosos e influyentes. Hoy somos un coro de miles de voces y somos escuchados cuando hablamos nuestra verdad”.

Así mismo, la asambleísta Catalina Cruz, pone su voz como hispana, para difundir en un video y otras piezas audiovuales que pretenden hacerse virales en las redes sociales, sobre los alcances y las oportunidades de esta legislación.

 

Entre tanto, la legisladora Yuh-Line Niou destacó que “si bien el período retrospectivo es solo una parte de cómo estas leyes cambian la forma en que Nueva York procesa el abuso sexual infantil, es el primer paso importante para brindar a los sobrevivientes la oportunidad de hacer justicia”.

Cortes esperan avalancha de demandas

Y ante lo que se espera será una avalancha de denuncias a partir de este miércoles cuando entre en vigor esta disposición clave de la Ley de Víctimas Infantiles, el sistema judicial del estado se ha estado preparando y desde ya designó a 45 jueces en todo Nueva York, incluidos 12 en los cinco condados de la Gran Manzana, para atender la afluencia de demandas que comenzarán a recibir.

El juez administrativo Lawrence K. Marks aseguró que “los casos revividos de esta ley, son casos de importancia crítica, que plantean numerosos problemas legales, que deben ser juzgados de la manera más consistente y rápida posible en todo el estado”.

El sistema judicial recientemente realizó una capacitación especial sobre la nueva ley y los problemas que se encuentran con frecuencia en acciones civiles de esta naturaleza.

Además, se han establecido unidades dedicadas de la Corte Suprema en la ciudad de Nueva York y en cada distrito judicial, para manejar los casos presentados de conformidad con la nueva ley.

Los casos permanecerán en el expediente del condado donde se presenten y se asignarán inmediatamente a uno de cinco jueces designados regionalmente, para todos los procedimientos previos al juicio, incluidas audiencias y mociones, informó el Sistema Unificado de Cortes de Nueva York.

La nueva ley fue aprobada por la Legislatura estatal en Albany el pasado febrero y firmada la semana pasada por el gobernador Andrew Cuomo.

Iglesias y Boy Scouts en la mira

Los que también ya habían empezado a preparase han sido los grupos de abogados y organizaciones que representan colectivamente a sobrevivientes de abuso sexual infantil, para lo que se avizora sea una tormenta de querellas, especialmente contra algunas instituciones religiosas.

Por ejemplo, el mismo martes, Heather Steele y John Michael Ewing, quienes alegan haber sido abusados por líderes de los Testigos de Jehová cuando eran niños, anunciaron una demanda contra la organización religiosa, basados en la nueva ley.

Bufetes como The Marsh Law Firm y Pfau Cochran Vertetis que representan a 550 víctimas en todo el estado de Nueva York, expresaron a través de un comunicado que “están íntimamente familiarizados con casos contra la Iglesia Católica, los Boy Scouts, la Iglesia Mormona, Big Brothers Big Sisters, escuelas privadas y públicas”.

La Conferencia Católica de Nueva York, que representa a los obispos de las ocho diócesis que componen el estado, hasta ahora ha sido la única institución religiosa que reaccionó tras la aprobación de la ley, luego que de acuerdo a versiones de medios locales, intentaron influir para evitar que se aprobara la retroactividad de la legislación.

“Ahora se reconoce que el abuso sexual infantil es un mal, no solo limitado a una institución, sino una enfermedad social trágica que debe abordarse en todos los lugares donde existe. Todas las diócesis católicas de Nueva York han tomado medidas importantes para apoyar a los sobrevivientes de abuso sexual infantil, incluida la implementación de programas de reconciliación y compensación”, sostuvo un comunicado, divulgado hace varias semanas.

La ventana de la nueva ley:

  • Amplía el plazo de prescripción de casos de 23 años a 25 años para delitos menores, 28 años para delitos graves y 55 años para casos civiles.
  • Se abre una ventana de un año para permitir a los sobrevivientes que ya tenían 23 años o más cuando se firmó el proyecto de ley, que tengan una oportunidad de encontrar justicia en los tribunales.
  • Los sobrevivientes pueden presentar un caso civil contra sus abusadores y cualquier institución que haya permitido el abuso, sin importar la edad que tengan o hace cuánto tiempo ocurrió el abuso.
  • La ventana se abre el 14 de agosto de 2019 y se cierra el 13 de agosto de 2020. Los sobrevivientes que tenían 23 años o más el día en que se firmó el proyecto de ley (14 de febrero de 2019) deben aprovechar la ventana si quieren buscar justicia en los tribunales.

Una tragedia en números:

  • 2,158 niños de Nueva York fueron abusados de acuerdo con reportes manejados por Zero Abuse Project en 2017.
  • 1 de cada 4 niñas ha sufrido algún tipo de abuso sexual antes de los 18 años.
  • 1 de cada 6 niños han sido abusados antes de los 18 años.
  • 39 millones de sobrevivientes de la violencia sexual infantil se calcula existen en todo el país.
  • 100 o más víctimas durante su vida puede acumular un perpetrador de abusos sexuales a menores.