Tarjeta Roja: El Barça quiere a Neymar, pero su afición NO

El club está aferrado a lograr una transferencia que solo le beneficia al brasileño
Tarjeta Roja: El Barça quiere a Neymar, pero su afición NO
La afición barcelonista no está de acuerdo con el fichaje de Neymar.
Foto: Getty Images

Soy del Barça y me siento ofendido con el solo hecho de que exista la posibilidad de que Neymar vuelva al equipo; nos vio la cara hace dos años, justo cuando el barcelonismo dependía de él para afrontar la era Post-Messi nos dejó POR DINERO…  ¿ya no se acuerdan de esto en las oficinas del Camp Nou?

Quizás se acuerden de esto: el fichaje de Neymar por el PSG, hizo que las macro cláusulas se volvieran “pagables” para los equipos y el fútbol tuvo una inflación como nunca antes se había visto, es por eso que el propio Barça no puede deshacerse de Coutinho o Dembelé… por solo poner un ejemplo de cómo afectó la partida del brasileño. No solo fue un desaire.

Haber aguantado a Ernesto Valverde luego de los escalofriantes últimos resultados en Champions ya me parece un exceso, pero lo de Neymar no tiene nombre, en verdad es algo indignante para cualquier aficionado del Barcelona… ¿o no?

Claro, que cuando empieza el rumor a uno no le queda más que pensar: “pues ya, mejor tenerlo que no tenerlo… y es amigo de Messi… y seguro nos ve la cara otra vez, pero es Neymar”… Es inevitable sentirse ignorado como aficionado aún cuando TODOS coincidimos: ficharlo es solo benéfico para él… ¿en verdad lo quiere ayudar TANTO el club?

El problema va más allá de las gradas, es el plantel quien lo va a resentir más, es ese equipo que Valverde quería ‘acortar’ porque justo es un mar de egos insufrible… pues ahora habrá que agregar al peor de todos.

Habrá que ver qué opina Griezmann, otro loco del protagonismo, cuando lo sienten en partidos importantes para que ‘Ney’ se reencuentre con su afición y la trate de conquistar de nuevo .

En la cancha no es necesario por ahora, las buenas sensaciones de Dembelé debieron hacer que la directiva reculara en su aferre de ficharlo, pero no, ahora acometen con más fuerza sin siquiera pensar que al jugador francés lo están matando en el autoestima.

De llegar Neymar al Barcelona, estoy seguro que la historia no acaba ahí, será en un par de veranos cuando llegue Florentino Pérez a pagar la cláusula y llevárselo cuando más le duela al Barça… sí, más que aquella vez.

Lee todas las columnas de Tarjeta Roja aquí