Redes sociales e influencers: las nuevas campañas electorales

Redes sociales e influencers: las nuevas campañas electorales
Las redes sociales también le han permitido a los políticos y sus partidos generar campañas de comunicación para manipular a los votantes.
Foto: KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP/Getty Images

Con la consolidación de las redes sociales, tanto las campañas electorales como los gobiernos tuvieron que profesionalizarse desde lo digital. La comunicación cambió. La información ya no surge necesariamente de las conferencias y los boletines de prensa, ahora, basta con un tuit o una publicación de Facebook para difundir a un candidato o una política pública. 

También, los medios de comunicación tradicionales han ido perdiendo credibilidad. Su evidente cercanía con los grupos de poder político y económico terminaron por decepcionar a millones de ciudadanos alrededor del mundo, que buscan nuevas fuentes de información para conocer lo que sucede en su comunidad. 

Y es justo ahí donde aparece el cambio. Los medios de comunicación que se niegan a morir se trasladaron al mundo digital, con plataformas y contenidos atractivos para los ciudadanos. Además, los políticos y los gobernantes han encontrado en las redes sociales un nuevo espacio de posicionamiento, en el que la comunicación es bidireccional. Es decir, no basta con expresar una idea, sino que el ciudadano interactua con su representante o su candidato, permitiendo la generación de una comunidad digital. 

Ahora bien, no todo miel sobre hojuelas. Las redes sociales también le han permitido a los políticos y sus partidos generar campañas de comunicación para manipular a los votantes. Por un lado, para posicionar a un candidato o a un gobierno (sí, aunque se mienta), o por el otro, para generar campañas negativas ante los rivales (también, aunque se mienta). 

Y bueno, la realidad es que es bastante complicado que todos los ciudadanos puedan contrastar entre lo que es verdadero o falso. Precisamente por eso, es que en la actualidad las redes sociales son un espacio fundamental para influir en la percepción de la gente. 

En los últimos años ha surgido un fenómeno digital que prácticamente forma parte de nuestras vidas, aunque muchas veces no nos demos cuenta. Nos levantamos y nos dormimos con ellos. Definen qué compramos, qué comemos y ahora, hasta por quién votamos. Son los influencers.  

Podríamos definir a un influencer como una persona, hombre o mujer, joven o adulta, que tiene una presencia importante en redes sociales y que tiene la capacidad de influir sobre el comportamiento de sus seguidores. 

En un comienzo, estas figuras de redes sociales generaban convenios con las empresas para realizar campañas de publicidad y vender productos o servicios. Ahora, tras el éxito de las campañas con influencers que han venido a opacar a la mercadotecnia tradicional, los políticos también están volteandolos a ver para que les ayuden con sus proyectos. 

Para Ana Paula Tamez, figura de redes sociales en Monterrey, México, en la actualidad los influencers imponen modas que anteriormente se definían por los artistas en la televisión. Ahora, quien logra generar una comunidad digital, tiene la capacidad para influir de manera positiva, o bien negativa, en el comportamiento de la gente, sobre todo cuando se asume que la realidad personal es igual a la colectiva. 

¿Hasta qué punto los influencers están conscientes de su influencia?¿En qué momento se supera el limite ético de los convenios publicitarios y la publicidad engañosa? 

No lo perdamos de vista. Para las próximas elecciones intermedias en México, las del 2021, seremos bombardeados por nuestras figuras del internet quienes nos tratarán de convencer de votar por uno u otro partido. Le tocará a los ciudadanos ser conscientes, analizar los mensajes y definir si finalmente se difunde al candidato por convicción, o si se trata de un convenio de publicidad que trata de influir en el voto. 

-Patricio Morelos es analista y estratega político. Director General de Regieren Consultores, firma especializada en campañas electorales. Profesor universitario en el Tecnológico de Monterrey.  Es estudiante del posgrado en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica en The George Washington University. Twitter @patomorelos