Hallan extraño metal, nunca visto antes, en un diamante en Sudáfrica

l extraño mineral ahora se encuentra en el Museo Real de Ontario en Toronto

Hallan extraño metal, nunca visto antes, en un diamante en Sudáfrica
Un diamante descubre elementos únicos a los científicos.
Foto: Bjoern Wylezich/Shutterstock

En un solo grano de roca de un diamante se ha hallado un mineral nunca antes visto.

Esa sustancia recién descubierta podría revelar reacciones químicas inusuales que se desarrollan en las profundidades del manto, la capa de la Tierra que se encuentra entre la corteza del planeta y el núcleo externo.

Los científicos desenterraron el mineral de un sitio volcánico en Sudáfrica, conocido como la mina Koffiefontein. Los diamantes que ahí encontraron contienen pequeños trozos de otros minerales, formados a cientos de millas debajo de la superficie de la Tierra. Dentro de una de estas piedras brillantes, los científicos encontraron un mineral opaco de color verde oscuro que estimaron que se forjó a unas 105 millas (170 kilómetros) bajo tierra.

Llamaron al nuevo mineral “goldschmidtita” en honor al aclamado geoquímico Victor Moritz Goldschmidt, según el estudio, publicado el 1 de septiembre en la revista American Mineralogist.

Esto es un gran hallazgo, ya que el manto completo tiene un espesor de aproximadamente 2,802 millas (2,900 km), según National Geographic, lo que hace que las regiones más bajas de la capa sean difíciles de estudiar para los científicos.

La intensa presión y el calor en el manto superior transforman los depósitos de carbono en brillantes diamantes. Las rocas atrapan otros minerales del manto en sus estructuras y pueden ser empujadas a la superficie del planeta por erupciones volcánicas subterráneas. Al analizar las inclusiones minerales en los diamantes, los científicos pueden así comprobar los procesos químicos que ocurren muy por debajo de la corteza.

Los autores del estudio señalaron que, para un manto mineral, la goldschmidtita tiene una composición química peculiar.

“La goldschmidtita tiene altas concentraciones de niobio, potasio y elementos más extraño como lantano y cerio. El resto del manto está dominado por otros elementos, como el magnesio y el hierro”, explicó la coautora del estudio, Nicole Meyer, estudiante de doctorado en el Universidad de Alberta en Canadá, en un comunicado.

El potasio y el niobio constituyen la mayor parte del mineral, lo que significa que los elementos relativamente raros se unieron y concentraron para formar la sustancia inusual, a pesar de que otros elementos cercanos son más abundantes, afirmó a Live Science.