Por disparos a policías aumentan sentencia a terrorista solitario de Nueva York

Colocó varias bombas de olla de presión y luego protagonizó un arresto violento en 2016
Por disparos a policías aumentan sentencia a terrorista solitario de Nueva York
Al menos 29 personas resultaron heridas en Chelsea
Foto: Getty / NYPD

Ahmad Khan Rahimi, responsable solitario de una bomba que explotó en Chelsea y otras que colocó y no estallaron, sumó ayer más delitos a sus condenas vitalicias, esta vez por el intento de homicidio de agentes de policía durante su arresto en Nueva Jersey en 2016. 

En febrero de 2018 ya había sido sentenciado a varias cadenas perpetuas.

Ayer, el afgano naturalizado estadounidense fue declarado culpable en Union (NJ) de intento de asesinato por abrir fuego contra agentes de policía en un tiroteo a plena luz durante su arresto en septiembre de 2016.

El jurado estatal lo encontró culpable del intento de asesinato de policías, así como en múltiples cargos de asalto agravado y armas, dijeron las autoridades.

Al enfrentar su arresto en Linden, Rahimi sacó una pistola de 9 mm y abrió fuego, alcanzando a uno de los oficiales en el torso.

Otro oficial resultó herido por un fragmento de bala que atravesó el parabrisas del auto de la patrulla y lo golpeó en la cabeza, según la Oficina del Fiscal del Condado Union.

Varios policías y Rahimi intercambiaron ráfagas por varias cuadras hasta que al sospechoso le dispararon fuera de un taller de reparación de automóviles y lo arrestaron.

El juicio en Nueva Jersey duró tres semanas y el jurado deliberó durante dos días, dijo la fiscalía.

La fiscal interina Lyndsay Ruotolo elogió el “valor” de los oficiales cuya respuesta “simplemente no puede ser exagerada”.

“Se precipitaron en un escenario extraordinariamente peligroso e impredecible sin dudarlo un momento, con la protección del público y la aprensión de un criminal violento en mente”, dijo, citada por New York Post.

Rahimi, un terrorista islámico de cosecha propia que vivía en Elizabeth (NJ) como padre de familia, colocó una bomba de fabricación casera que explotó en la calle 23 de Manhattan, entre las avenidas 6ta y 7ma, el 17 de septiembre de 2016. Al menos 29 personas resultaron heridas allí, 24 de las cuales tuvieron que ser hospitalizadas.

También puso otra bomba a cuatro cuadras de distancia que no estalló. Se le considera responsable además de otros artefactos explosivos hallados en Nueva Jersey, cerca de su residencia.