Estudiantes secuestraron a 92 choferes y el gobierno de AMLO “los premia” con 84 plazas laborales

Los conductores y las unidades fueron liberados tras la negociación de una comisión de normalistas y las autoridades federales
Estudiantes secuestraron a 92 choferes y el gobierno de AMLO “los premia” con 84 plazas laborales
Estudiantes los mantuvieron retenidos varios días.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO -No obstante que la reforma educativa ya les otorga plazas automáticas, estudiantes de la Normal Rural de Tenería, Estado de México, secuestraron durante una semana a 92 choferes con todo y sus camiones a cambio de 84 lugares para maestros.

Los conductores y sus unidades estaban retenidos en las instalaciones escolares.

El subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, informó que tras reunirse en privado con una comisión de estudiantes, los choferes y los camiones serían liberados a cambio de ceder a las peticiones de los jóvenes.

La comisión de normalistas acudió a Gobernación para pedir las 84 plazas automáticas de maestros que corresponden a egresados de la generación 2015-2019.

Asimismo, pidieron no cerrar ni transformar las Normales Rurales, incluida la suya; no usar la fuerza pública en su contra y hacer un alto al “hostigamiento” policial.

“Llegamos a unos acuerdos muy interesantes, como en todos los casos se privilegia el diálogo y se llega a muchos acuerdos, entre ellos, la liberación primordialmente de estas personas. En este momento se hará”, presumió Peralta.

“Se regresan en este momento a su localidad en el Estado de México, estuvimos acompañados de autoridades del Estado de México en materia de educación, y bueno, quedó resuelto el asunto”, declaró.

De acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo, estaban retenidos 92 choferes y mismo número de unidades de líneas como Flecha Roja.

Respecto a las condiciones en las que estaban los choferes plagiados, los estudiantes negaron que los hayan maltratado e informaron que les dieron de comer; incluso, según uno de los líderes, hasta visitas tuvieron de sus familiares. Sin embargo, negaron cualquier diálogo de periodistas con los operadores.