Hora cero para que empleadores entrenaran a trabajadores contra acoso sexual

Las leyes aprobadas para evitar que empleados sean víctima de hostigamiento, puso como plazo este 9 de octubre para que los negocios los educaran sobre el tema y si no enfrentar sanciones
Hora cero para que empleadores entrenaran a trabajadores contra acoso sexual
Araceli Perez (izq.) y Patricia Ruiz. Trabajadoras opinan sobre la implementación de leyes contra en el acoso en los sitios de trabajo.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Este miércoles 9 de octubre venció el plazo dado por las nuevas leyes del Estado contra el acoso sexual en sitios de trabajo, que ordena que todos los empleados neoyorquinos reciban entrenamientos sobre el tema por parte de empleadores, o de lo contrario las empresas y negocios pueden enfrentar sanciones.

Las normas de protección laboral, aprobadas en julio y en el otoño pasado, y que surgieron en medio del movimiento #MeToo, principalmente contra el abuso a las mujeres, proporcionan herramientas más sólidas para que los trabajadores puedan defenderse y se suman a otras leyes promulgadas por la Ciudad el año pasado contra el acoso sexual.

Y aunque las normativas exigen a los empleadores implementar políticas específicas para proteger a los trabajadores contra actos de acoso, incluyendo capacitaciones, seguimiento de quejas y responsabilidad en las investigaciones, empleados como Sonia Medina, quien se desempeña como cajera en una panadería de Corona, en Queens, asegura que en su trabajo jamás le han tocado el tema.

Aquí nadie nos ha hablado de eso, ni mucho menos dado entrenamientos sobre acoso sexual, y si la ley así lo ordena, pues creo que muchos patronos están fallando, porque ni mi esposo ni mis amigas me han mencionado nada de eso en sus trabajos, y yo no sabía que era obligatorio tener esos cursos”, aseguró la colombiana.

Entre tanto, la mexicana Esmeralda López, quien trabaja como cocinera en un restaurante de la calle Junction, en Queens, aseguró que es importante que los mismos empleados se eduquen sobre las maneras de prevenir el acoso y la manera en que pueden solicitar ayuda y denunciar.

“A mí la verdad nunca me han acosado en mis trabajos, pero sí creo que vale la pena que la gente sepa lo que se puede hacer y que entiendan que eso no se puede permitir si les ocurre”, dijo la trabajadora.

Las autoridades estatales advirtieron que la ley requiere que todos los empleadores tengan un sistema para proporcionar capacitación digital interactiva anual sobre acoso sexual y empezarán a aumentar sus esfuerzos para que se cumpla el mandato. Por ahora han adelantado actividades de divulgación a empresas en toda Nueva York y promovido incluso capacitaciones gratuitas en línea.

Araceli Perez. Trabajadoras opinan sobre la implementación de leyes contra en el acoso en los sitios de trabajo.

Indocumentados están protegidos por la ley

La Oficina del gobernador Adrew Cuomo adviertó que las mujeres y hombres indocumentados también están protegidos por la Ley de Derechos Humanos de Nueva York, que defiende del acoso sexual a todos los trabajadores por igual, sin importar su estatus migratorio. Está prohibido preguntar o divulgar el estatus migratorio de los denunciantes, según la Orden Ejecutiva 170 del gobernador Cuomo.

La Ciudad, por su parte, ordenó desde abril pasado que los negocios ofrezcan capacitación sobre acoso y que los trabajadores completen su entrenamiento anual en un plazo de 12 meses y la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad asegura que trabajan en un programa para informar a todos los empleadores de sus nuevas obligaciones sobre los entrenamientos.

El acoso sexual no tiene cabida en el lugar de trabajo, y las leyes locales y estatales son el paso correcto para garantizar a las empresas hacer su parte y educar a sus empleados sobre el acoso”, aseguró Alicia McCauley, vocera de la Ciudad. “La Comisión de Derechos Humanos de Nueva York está haciendo todo lo posible para informar a los propietarios de negocios y a los empleadores de sus obligaciones legales.

La funcionaria de la Comisión de Derechos Humanos agregó que en lo que va del 2019, esa agencia ha enviado más de 295,000 anuncios individuales a empresas de toda la ciudad para que sigan los mandatos aprobados. Otros organismos que están vinculados en llegar a los empleadores para que implementen las leyes nuevas son: la Cámaras de Comercio, el BID y asociaciones de pequeñas empresas que se conectan con empleadores.

Liliana Pinduisaca. Trabajadoras opinan sobre la implementación de leyes contra en el acoso en los sitios de trabajo.

“Cualquier empleado puede presentar una queja sobre acoso sexual, o cualquier otro tipo de acoso, ante la Comisión y será investigado. Si se determina que una empresa no cumple con la ley, se pueden justificar sanciones adicionales”, agregó McCauley.

Aumentan las denuncias de trabajadores

Según datos suministrados por la Ciudad, gracias a las nuevas leyes contra el acoso, ha habido mayores denuncias por parte de trabajadores que sienten sus derechos vulnerados. En el 2018 las quejas por actos de discriminación de género, entre ellos acoso sexual, fueron 272, mientras que en lo que va corrido del 2019, se ha registrado un aumento de denuncias cercano al 40%, con un total de 377 quejas.

Asimismo, la Unidad de Acoso por Género de la Comisión, que cumple 1 año de funcionamiento, recaudó más de $1 millón en daños y sanciones civiles.

A pesar del impulso que se quiere dar a los entrenamientos sobre acoso sexual, por ahora no se han establecido sanciones para las empresas que no cumplan con la capacitación, pero de llegar a darse quejas, se expondrán a violaciones a sus responsabilidades.

Esmeralda Lopez. Trabajadoras opinan sobre la implementación de leyes contra en el acoso en los sitios de trabajo.

Liliana Pinduisaca, quien trabaja en el restaurante Home Made Tortillas de Corona, en Queens, dijo que es necesario que las autoridades hagan mayores seguimientos a las leyes para que todos los empleados se eduquen sobre el acoso.

“Es importante que nos eduquen sobre el acoso para que uno se sepa defender para que se conozcan los derechos, pero creo que también hay que extender las leyes de acoso a los clientes que a veces salen con sus cosas”, dijo la ecuatoriana, quien agregó sentirse tranquila en su sitio de empleo. “Yo no me siento acosada con los compañeros de trabajo aquí para nada y creo que ha sido bueno que la gente se haya ido educando”.

Aracely Pérez, quien hace tortillas, manifestó que su empleadora ha realizado varias charlas sobre acosos, lo que ha sido muy útil.

“Aquí la patrona ha hecho entrenamientos y creo que eso nos sirve de mucho, no solo a nosotras sino a los otros trabajadores para que sepan que si hacen cosas de acoso se pueden meter en problemas”, dijo la mexicana, quien dijo sentirse segura en su empleo. “Lo que sí le digo a las mujeres que son acosadas es que no se queden calladas, porque la única manera de frenar los abusos es denunciando”.

El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, manifestó que con las leyes en vigor, se pretende que los neoyorquinos se sientan seguros y respetados en sus lugares de trabajo, y agregó que es fundamental que siempre se escuche a las víctimas de acoso sexual.

Nuestra Ley de Alto al Acoso Sexual en Nueva York envía un mensaje rotundo de que el acoso sexual no tiene cabida en nuestra ciudad y sociedad. Para hacer frente a esta plaga, el Consejo aprobó un paquete legislativo de 11 proyectos de ley que requiere que todas las agencias de la ciudad, las oficinas del alcalde, los presidentes municipales, el contralor y el defensor del pueblo, y todas las empresas privadas con 15 o más empleados, realicen actividades antisexual, entrenamiento de acoso para todos los empleados”, dijo el político. “Además, ampliamos las protecciones contra el acoso sexual bajo la Ley de Derechos Humanos para incluir el acoso sexual como una forma de discriminación”.

El Departamento de Trabajo del Estado no respondió sobre la manera en que garantizarán que todos los empleadores cumplan con las normas ni la manera en que promoverán más entrenamientos contra el acoso sexual.

Datos sobre las nuevas leyes y el acoso sexual laboral:

  • 9 de octubre venció el plazo dado por el Estado para que las empresas educaran a sus trabajadores sobre acoso sexual y crearan su propia póliza anti-acoso.
  • 295,000 anuncios individuales ha enviado la Ciudad a empresas de los cinco condados para que sigan los mandatos aprobados.
  • 25% de los neoyorquinos ha sido víctima de acoso sexual.
  • 50% y más de las mujeres aseguran ser más vulnerables a actos de acoso laboral.
  • 55% de las mujeres acosadas sufrieron esos actos por parte de personas de poder, como sus empleadores.
  • 74% de los neoyorquinos considera el acoso sexual en sitios de trabajo un problema serio.
  • 272 casos fueron denunciados el año pasado ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de NY
  • 377 han sido hasta ahora las quejas en lo que va del 2019.
  • 39% ha sido el incremento de las denuncias en el 2019.

Puntos de las nuevas leyes:

  • Extiende las protecciones para los empleados en el lugar de trabajo a todas las clases protegidas.
  • Permite que los tribunales otorguen honorarios de abogado en todos los reclamos de discriminación laboral, y permitirá reclamar daños punitivos en casos de discriminación contra empleadores privados.
  • Dispone que la Ley de Derechos Humanos debe interpretarse con generosidad para fines de reparación, independientemente de cómo se hayan interpretado las leyes federales.
  • Prohíbe las cláusulas de arbitraje obligatorio para reclamos de discriminación.
  • Prohíbe los acuerdos de no divulgación en cualquier arreglo por un reclamo de discriminación, a menos que sea la preferencia del demandante.
  • Dispone que cualquier término o condición en un acuerdo de no divulgación sea nulo si se prohíbe que el demandante inicie o participe en una investigación de la agencia o divulgue los hechos necesarios para recibir beneficios públicos.
  • Extiende la autoridad del Fiscal General para procesar ciertos casos civiles y penales contra todas las clases protegidas.
  • Requiere que el Departamento de Trabajo y la División de Derechos Humanos evalúen el impacto de la política modelo de prevención del acoso sexual cada cuatro años y actualicen la política según sea necesario.
  • Exige al comisionado de trabajo que prepare carteles de las nuevas leyes también en otros idiomas distintos a inglés.
  • Exige a cada empleador proporcionar a los empleados su política de acoso sexual en inglés o en su idioma principal cuando son contratados y durante la capacitación.
  • Extiende el estatuto de limitaciones para presentar una queja por acoso sexual ante la División de Derechos Humanos de un año a tres años.

Si usted tiene una queja de acoso sexual en su sitio de trabajo:

  • Puede interponer la queja ante la División de Derechos Humanos del Estado enviando un e-mail a: complaints@dhr.ny.gov, or un fax al número (718) 741-8322.
  • Para más detalles sobre los cambios y las leyes para rpevenir el acoso sexual en sitios de trabajo puede visitar la página: https://www.ny.gov/programs/combating-sexual-harassment-workplace
  • También puede denunciar el hehco ante la Comisión de Derechos Humanos llamando al 311 o a la línea (718) 722-3131