Científicos mejoran la carne cultivada

Investigadores quieren reducir problemas ambientales y de bienestar animal; por ello avanzan en el sabor, color y textura de carne cultivada

Científicos mejoran la carne cultivada
Crédito: Reinhard Thrainer/Pixabay
Foto: Reinhard Thrainer / Pixabay

La razón para desarrollar carne cultivada en laboratorio o “agricultura celular” es reducir la cantidad de recursos necesarios en la producción de carne, así como la huella ambiental en relación con la ganadería.

Un equipo de investigadores dirigidos por la Universidad de Tufts que explora el desarrollo de carne cultivada descubrió que la adición de la proteína mioglobina mejora el crecimiento, la textura y el color del músculo bovino cultivado a partir de células en cultivo.

Este desarrollo es un paso hacia el objetivo final de cultivar carne a partir de células animales de ganado para consumo humano.

“El sabor, el color y la textura serán fundamentales para la aceptación del consumidor de la carne cultivada”, dijo David Kaplan presidente del Departamento de Ingeniería Biomédica y autor correspondiente del estudio.

Los sustitutos de la carne a base de plantas, como la Impossible Burger, han incorporado proteínas hem de la soja, que hacen que el producto tenga un aspecto y sabor más parecido a la carne.

El equipo de investigación dirigido por Tufts planteó la hipótesis de que agregar proteínas hemo al cultivo de células de carne no solo podría tener un efecto similar, sino que también podría mejorar el crecimiento de las células musculares que requieren que las proteínas hemo prosperen.

Crédito: Pxhere

La cría de animales se ha asociado con emisiones de gases de efecto invernadero, problemas de resistencia a los antibióticos, de bienestar animal y de uso de la tierra, como la tala de las selvas tropicales del Amazonas. La capacidad de cultivar carne podría aliviar estos problemas.

Fuentes:

Tufts Now