3 claves de la polémica nota a mano de Trump para intentar evitar juicio político

El presidente afirma que respondió a Gordon Sondland: "No quiero nada"

El presidente Trump escribió parte de una conversación telefónica.
El presidente Trump escribió parte de una conversación telefónica.
Foto: Mark Wilson/Getty Images

Mientras el embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, lanzaba “bomba” tras bomba durante su testimonio ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el presidente Donald Trump leyó un mensaje escrito a mano.

El mandatario expresó con un “¿están listos?” la importancia que dio a su mensaje, el cual es una afirmación suya, sin un soporte documental oficial.

1. El mensaje

“No quiero nada. No quiero nada. No quiero ‘quid pro quo’. Dígale a Zelensky que haga lo correcto”, afirmó Trump haberle dicho a Sondland en una llamada telefónica que el Embajador también mencionó en su audiencia, pero sobre la cual no dio detalles. “Esta es la última palabra del presidente de los Estados Unidos”.

Previo a ello, el presidente señaló: “El embajador Sondland dice: ‘¿Qué quiere de Ucrania? Sigo escuchando todas estas ideas y teorías. ¿Qué quiere?’ Fue una muy corta y abrupta conversación, no estaba de buen humor“.

2. El cuaderno de notas

El mensaje del mandatario fue escrito en un cuaderno de notas del Air Force One, aunque no está claro si fue redactado durante alguno de los viajes del mandatario, quien leyó el mensaje antes de partir a Texas.

3. Los republicanos

Los republicanos utilizaron el mensaje del presidente Trump para cuestionar a Sondland sobre la llamada, pero él dijo no recordar los detalles ni siquiera haberle hecho las preguntas que presume el mandatario, pero señaló que el presidente Trump estaba molesto cuando tuvieron esa conversación. Agregó que el líder estadounidense no siempre le tomaba las llamadas.

El representante Jim Jordan (Ohio) criticó a Sondland por no mencionar durante su mensaje de apertura en la audiencia las afirmaciones del presidente Trump.

El testimonio de Sondland, según el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff (D-California), es una prueba para avanzar en el proceso de juicio político al presidente Trump.

“Va directo al corazón del tema del soborno y otros posibles delitos y delitos menores”, dijo en conferencia de prensa en referencia a las peticiones del presidente Trump a su homólogo de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para investigar al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter, así como indagatorias sobre las elecciones en 2016, a cambio de ayuda militar por casi $400 millones de dólares.

Pete Souza, fotógrafo oficial del expresidente Barack Obama, destacó la imagen tomada por Mark Wilson, la cual fue utilizada por la mayoría de los medios.

La imagen fue calificada como una de las “grandes bombas” del día, sobre todo porque el testimonio de Sondland refuerza las intenciones de los demócratas para avanzar con el juicio político.

El mensaje también desató burlas, críticas y cuestionamientos: “¿De pronto Trump necesita notas para decir estas simples palabras? ¿Después de que tuvo que ir apurado al hospital el sábado? ¿Tuvo síntomas para una emergencia neurológica?”, escribió Lawrence O’Donnell.