Exigen la liberación de $10,200 millones de dólares desde HUD para la reconstrucción de Puerto Rico tras huracán María

De los cerca de $20,500 millones de dólares aprobados en 2018, HUD solo ha entregado $1,507 millones

Exigen la liberación de $10,200 millones de dólares desde HUD para la reconstrucción de Puerto Rico tras huracán María
La ayuda para reconstruir Puerto Rico es insuficiente.
Foto: HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images

WASHINGTON.— Varios líderes demócratas del Congreso acusaron este jueves al presidente Donald Trump y a su Administración de retener ilegalmente, por una “vendetta personal” un total de $10,200 millones de dólares para la continua reconstrucción de Puerto Rico, que sigue afrontando problemas de indigencia, apagones e inseguridad alimentaria tras el paso del huracán María en 2017.

Durante una rueda de prensa en el Capitolio, legisladores demócratas del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes indicaron que el Departamento de Vivienda (HUD, por su sigla en inglés) está violando las leyes al no liberar la suma en una ley que aprobada por el Congreso y promulgada por Trump en febrero de 2018.

En junio pasado, el Congreso aprobó otra ley que impuso el plazo del pasado 4 de septiembre para que HUD publicase las guías para que Puerto Rico pudiese acceder a $8,200 millones de dólares en ayuda para desastres, dentro de un programa de desarrollo comunitario, y otros $1,900 millones para la modernización del tendido eléctrico en la isla.

De los cerca de $20,500 millones de dólares aprobados en 2018, HUD solo ha entregado $1,507 millones.

David Price, legislador demócrata de Carolina del Norte y presidente del subcomité de Asignaciones de la Cámara Baja, que tiene jurisdicción sobre asuntos de vivienda y transporte, señaló que el secretario de Vivienda, Ben Carson, prometió a principios de año emitir las guías en el diario oficial del Gobierno (“Federal Register”), pero no ha cumplido.

La “animosidad y hostilidad” de Trump hacia Puerto Rico podría ser la razón del retraso en el desembolso, argumentó Price, al describir los problemas que afronta la isla tras el paso de los huracanes Irma y María en 2017.

Los fondos en cuestión estarían destinados a proyectos de reconstrucción a largo plazo, incluyendo reparación de viviendas, modernización de infraestructura, y la compra de propiedades vulnerables a daños por futuras tormentas. Price no descartó acudir a los tribunales para exigir la entrega de la ayuda.

“La pregunta acá es cuándo es que el presidente Trump pondrá fin a su vendetta personal contra Puerto Rico. Estos son estadounidenses que afrontan indignaciones diarias debido a la inacción de la Administración, y es hora de que el presidente Trump finalmente haga lo correcto para nuestros hermanos y hermanas de Puerto Rico”, dijo, por su parte, Darren Soto, legislador demócrata por Florida, estado con una alta concentración de la diáspora puertorriqueña tras María.

Mientras, el “número dos” de la Cámara Baja, el legislador demócrata por Nuevo México, Ben Ray Luján, afirmó que la actitud de Carson “lleva el desprecio de la Administración hacia el pueblo de Puerto Rico a un nuevo nivel: el de la ilegalidad”.

El legislador hizo hincapié en que, aún ahora, “miles de puertorriqueños afrontan la indigencia cada noche, y miles más carecen de agua potable o sufren de inseguridad alimentaria”.

Tras la aprobación del plan de ayuda para Puerto Rico, hace 664 días, en muchas partes de la isla continúan los apagones, las carpas azules aún sirven de techo en muchas viviendas destruidas, y nunca se restablecieron los trabajos desaparecidos, según Luján.

Por su parte, la legisladora demócrata por Nueva York y presidenta del Comité de Asignaciones, Nita Lowey, explicó que el plazo del pasado 4 de septiembre fue incluido en una legislación de $331 millones de dólares en fondos adicionales para Puerto Rico, y su retención es tan ilegal como inaceptable.

La legisladora por Massachusetts vicepresidenta de la bancada demócrata, Katherine Clark, se sumó a la denuncia de que la Administración está violando la ley y desafiando al Congreso con el pretexto de su preocupación por la “corrupción” en la isla.


En ese sentido, el presidente del Caucus Hispano de la Cámara Baja, Joaquín Castro, dijo que no hay excusa para retener la ayuda, y esto no debería ser un “asunto político”.

Otros legisladores en el encuentro, incluyendo Norma Torres, de California, y la representante de Puerto Rico ante el Congreso, la republicana Jenniffer González Colón, dijeron que el Congreso cumplió con su parte y le corresponde a HUD dar el siguiente paso.

HUD no ha respondido a una solicitud de respuesta.

En declaraciones a Noticias Telemundo, Federico De Jesús, exportavoz de la campaña de Barack Obama en 2008, calificó a Trump como “el presidente más corrupto en la historia” y lo instó a que no use la retención de la ayuda para “lastimar” a las víctimas del huracán.

“El gobierno de Puerto Rico también tiene que poner de su parte y gastar los $1,500 millones de dólares que ya HUD le dio y cuidar de no darle ningún pretexto” a la Administración para retener la ayuda “que por ley le corresponde a los 3.2 millones de puertorriqueños en la isla que son ciudadanos de Estados Unidos”, puntualizó De Jesús, exsubdirector de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington.

(María Peña / Noticias Telemundo)