USCIS ajusta proceso para aumento de tarifas de servicios migratorios

La agencia amplió el periodo para recibir comentarios públicos
USCIS ajusta proceso para aumento de tarifas de servicios migratorios
Hasta el momento se han recibido 2084 comentarios públicos.
Foto: Registro Federal

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) afirmó que amplió el periodo al 30 de diciembre para recibir comentarios públicos sobre su propuesta de nuevas tarifas de servicios migratorios.

A pregunta expresa de este diario, la agencia señaló que el periodo inicial concluía el 16 de diciembre, el cual sigue marcado en el Registro Federal, pero que había hecho una actualización para modificar esa fecha.

También señaló que la publicación de noviembre no era una decisión final sobre las tarifas, sino una propuesta que podría ser modificada, una vez que se reciban los comentarios públicos.

“Lo que se publicó en noviembre es una Notificación de Reglamentación Propuesta disponible para comentarios del público”, acotó una portavoz de la agencia. “Una vez que culmine el periodo de comentarios del público, el 30 de diciembre de 2019, USCIS revisará y analizará las opiniones y luego publicará una regla final”.

Al insistir sobre una posible fecha de aplicación, la portavoz señaló que no es posible señalar un día en particular, pero es posible que los nuevos precios se apliquen a finales del invierno o principios de la primavera.

Hasta el día de hoy, ciudadanos, organizaciones civiles y gobiernos habían emitido 2084 comentarios sobre la propuesta de ajustes de precios.

Entre los temas que más preocupan es el incremento de la tarifa para aplicar a la ciudadanía aumentará a $1,170 dólares, además de eliminar la posibilidad para que un inmigrante pida exención de pago al aplicar por este trámite.

Otro ajuste importante es la unificación del precio para el Formulario I-881, Solicitud de Suspensión de Deportación o Regla Especial de Cancelación de Expulsión, que actualmente tiene un costo de $285 dólares por una persona y de $570 dólares por familia. El nuevo precio sería de $1,800 dólares, que en el primer caso representa el aumento de 532% y en el segundo de 216%.

La ampliación del periodo permitirá a inmigrantes a presentar con las actuales tarifas sus peticiones migratorias y solicitar exención de pago –si es el caso– con las actuales reglas.

La agencia precisó que, a diferencia de la mayoría de las agencias gubernamentales, su operación se financia con el cobro de servicios.

“La ley federal requiere que el USCIS realice revisiones de tarifas bienales y recomiende los ajustes de tarifas necesarios para garantizar la recuperación del costo total de administrar las leyes de inmigración de la nación, adjudicar solicitudes y peticiones y proporcionar la infraestructura necesaria para respaldar esas actividades”, indicó la agencia.

Afirmó que de mantener las actuales tarifas, actualizadas en 2016, se dejaría sin $1.3 mil millones de dólares a esa oficina dirigida en forma interina por Ken Cuccinelli. Justificó que además de los ajustes de precios, USCIS busca reducir los fraudes migratorios.

“La regla de tarifa propuesta explica el aumento de los costos para adjudicar las solicitudes de beneficios de inmigración, detectar y disuadir el fraude de inmigración e investigar exhaustivamente a los solicitantes, peticionarios y beneficiarios”, apuntó.

La agencia reconoce que se busca una reducción de subsidios, lo cual califica como “demasiado”.

“Se requiere que USCIS examine los gastos entrantes y salientes, al igual que una empresa, y realice ajustes basados ​​en ese análisis“, indicó la portavoz. “Este ajuste propuesto en las tarifas garantiza que más solicitantes cubran el costo real de sus solicitudes y minimiza los subsidios de un sistema ya demasiado extendido”.

Agregó que la investigación exhaustiva a inmigrantes requiere de mayores recursos.

“La adjudicación de solicitudes y solicitudes de inmigración requiere una investigación exhaustiva, incurriendo en costos que deben ser recuperados por la agencia”, argumentó.