Trabajador ecuatoriano entre los 6 muertos en tiroteo en supermercado judío en Nueva Jersey

Cuatro víctimas y dos atacantes fueron abatidos
Trabajador ecuatoriano entre los 6 muertos en tiroteo en supermercado judío en Nueva Jersey
Policía y el FBI en la escena
Foto: captura abc news

Miguel Rodríguez (39), trabajador emigrante de Ecuador, fue identificado como uno de los seis muertos ayer en un balacera en un supermercado judío en Jersey City.

En el lugar funciona “Jersey City Kosher Supermarket”, el único negocio kosher en la zona, informó The Fayetteville Observer.

También murieron la dueña del local, Leah Minda Ferencz (33), y su primo Moshe Hirsch Deutsh (24), miembros de la comunidad judía ortodoxa; el detective Joseph Seals (40), considerado un héroe local; y los atacantes, el hombre David Anderson (47) y la mujer Francine Graham (50), que se cree están vinculados al grupo religioso “Israelitas Negros” (Black Hebrew Israelites), según The New York Times.

Desde anoche, el alcalde de Jersey City, Steven Fulop confirmó que los dos atacantes armados que provocaron el caos en Greenville, un barrio residencial, “apuntaron” a una tienda judía cuando intercambiaron disparos con la policía en un tiroteo de una hora. 

Fulop, quien es judío, dijo que las autoridades llegaron a esa conclusión sobre la base de la investigación en curso, “después de una extensa revisión de nuestro sistema de circuito cerrado de televisión”.

Williams Machazek, pastor de la Iglesia “Nueva Vida” en Newark, identificó a como víctima Rodríguez, un miembro de su templo que emigró de Ecuador hace tres años.

Rodríguez, dijo Machazek, había estado trabajando en la tienda de comestibles en Jersey City durante más de un año para mantener a su familia, que incluye una esposa y una hija de 11 años.

Moshe Hirsch Deutch estaba de visita desde Williamsburg, Brooklyn. Desde NYC, el alcalde Bill de Blasio condenó el ataque y criticó el antisemitismo en varios mensajes en Twitter después de la declaración de Fulop.

“Esto confirma trágicamente que un patrón creciente de antisemitismo violento se ha convertido en una crisis para nuestra nación. Y ahora esta amenaza ha llegado a las puertas de la ciudad de Nueva York”, escribió De Blasio.

En declaraciones a NBC News agregó que el ataque “fue claramente un crimen de odio”, y que NYPD está “en alerta alta”.