La casa de 10 millones de Pablo Escobar que aún está en pie en Medellín (y se usa para jugar paintball)

Existe una leyenda en la finca "La Manuela" que ha despertado la curiosidad de visitantes.

La casa de 10 millones de Pablo Escobar que aún está en pie en Medellín (y se usa para jugar paintball)
Pablo Escobar. Wikimedia Commons
Foto: Wikimedia Commons

Pablo Escobar fue un narcotraficante colombiano fundador del cartel de Medellín, reconocido por el trasiego mundial de cocaína en la década de 1970 y por su incursión en la política de su país en los 80, para poder disfrazar sus actividades delictivas.

En ese tiempo, tal era la cantidad de riqueza económica que se estimaba que Escobar pudiera tener, que la revista Forbes lo colocó como el hombre más rico del mundo por siete años consecutivos, por lo que no es de sorprender que pudiera adquirir una propiedad valuada en $10 millones de dólares en Medellín, entre muchas otras tantas que se le adjudican.

View this post on Instagram

#LaManuelaHacienda #Guatape #Colombia

A post shared by FINGERSJOHN (@fingersjohn) on

View this post on Instagram

Walking on common ground. #Escobar #Colombia #LaManuelaHacienda

A post shared by Cat M (@catmoede) on

En la actualidad, a 26 años de su muerte, la propiedad de 8 hectáreas ubicada en la localidad de Guatapé, al este de Medellín, y que llevaba por nombre “Manuela”, en honor a una de sus hijas, no sólo está en ruinas por el bombardeo que, en 1993, Los Pepes ocasionaron al tratar de eliminar al narcotraficante, sino que además puede ser visitada por los turistas para jugar paintball, de acuerdo con información del Clarín.

https://www.instagram.com/p/BjiO5-qlOH3/

La mansión fue construida con paredes de doble muro, para ocultar entre ellos dinero en efectivo y cocaína, y contaba con una discoteca privada, una piscina, una casa de huéspedes, un muelle de hidroaviones, canchas de tenis y un campo de fútbol, utilizado para aterrizar helicópteros.

https://www.instagram.com/p/B6mO1qiBWQJ/

La propiedad, hoy en manos del Estado, es utilizada para que turistas no sólo puedan conocer parte de la mansión debido a que algunos interiores están restringidos, sino para que se sientan en todo un campo de guerra entre sus ruinas al jugar con pistolas de pintar por alrededor de $58.

View this post on Instagram

La Manuela Pablo Escobar’s second favourite house named after his daughter! It is located on the shores of the Peñol reservoir! It was ripped apart in 1993 by a bomb planted by the Los Pepes! It has more than 20 acres of land equipped with soccer field,tennis courts, a pool and a heli pad, and even trees imported from all over the world plus some amazing views! #pabloescobar #columbia #guatape #penol

A post shared by Stevie Cotter (@steviecotter) on

https://www.instagram.com/p/B30PcxsAWDl/

Cabe mencionar que aunque la mansión aún tiene vestigios del incendio que padeció durante el ataque presuntamente financiado por el cartel de Cali, muchos de los espacios ahuecados o dañados no sólo se deben a la descomposición natural del lugar, sino que existe una leyenda de que el narcotraficante dejó una fortuna escondida en el lugar y que diversas personas han tratado de encontrar.