¿Qué son los linfedemas secundarios y cuáles son sus síntomas?

Cuando el sistema linfático comienza a fallar, se produce la acumulación de líquidos

¿Qué son los linfedemas secundarios y cuáles son sus síntomas?
Foto: Shutterstock

El sistema linfático comienza a fallar debido la extirpación de ganglios de las axilas o de la ingle, o causado por tratamientos para combatir el cáncer y que involucren esa zona del cuerpo, así lo reseña la Clínica Universidad de Navarra.

El linfedema, por lo tanto, es la dispersión de la linfa, que es un líquido proteico que ayuda a combatir infecciones.

¿Qué son los linfedemas secundarios?

El linfedema secundario se produce cuando el sistema linfático ha sido alterado o modificado debido a traumatismos, infecciones, operaciones quirúrgicas o exposición a la radiación. A raíz de esto, puede presentarse inflamación en los tejidos blandos.

Entre los factores de riesgo, además de los ya mencionados, también se encuentra la obesidad y los tumores que obstruyan los ganglios. Por eso es importante mantener un peso adecuado y recurrir al médico con frecuencia.

Síntomas

Los síntomas pueden presentarse de diversas formas y afectar diferentes partes del cuerpo. Por lo general, las partes más sensibles son las manos y los pies, pero también es muy común que afecte la cara y la zona genital.

Su aparición es gradual, y los síntomas que se presentan son tensión de la piel y blanqueamiento de la misma, formación de edemas blandos, y aumento del volumen de forma eventual.

También se presentan problemas en la circulación y afecta la piel, provocando asimetrías, pesadez y problemas para moverse. Los casos más graves podrían provocar problemas serios, como la elefantiasis.

Qué hacer

shutterstock_783582580.jpg
Foto: Shutterstock

Cuándo se extirpan los ganglios, es importante prestar atención a cualquier alteración en el cuerpo y molestia que se presente. La consulta con el especialista es importante, ya que él determinará lo que se debe hacer en cada caso.

Como última recomendación, el ejercicio terapéutico es importante para recuperar la movilidad y evitar la formación de linfedemas, y así mejorar el estado de salud.