Inicia pugna entre el Estado y la Ciudad ante pronta legalización de ‘e-bikes’ en NY

Autoridades de la Ciudad siguen mostrándose reacias a dar luz verde a este medio de transporte, mientras el gobernador Cuono propone aprobar pronto una nueva ley

Inicia pugna entre el Estado y la Ciudad ante pronta legalización de ‘e-bikes’ en NY
Repartidores con e -bikes tendrán un alivio con la Uniformada
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

En cuestión de días, las bicicletas eléctricas o ‘e-bikes’, además de los scooters electrónicos, serán legales en el estado de Nueva York. 

Pero en esta carrera, todavía hay algunas cuestas empinadas que remontar: cada ciudad tendrá la libertad de reglamentar o simplemente poner muchos obstáculos a su uso.

“Este proyecto de ley, es especialmente importante para los inmigrantes trabajadores de reparto que en muchos casos han estado sujetos a sanciones arbitrarias, dada la vaguedad de las leyes y reglamentos”, reconoció el gobernador Andrew Cuomo, al anunciar que de forma inminente la normativa será aprobada.

Esto significa, que la legislación dará luz verde al uso de este transporte alternativo e impondrá directrices muy generales. Luego vendrá una etapa de adecuación a la realidad de cada ciudad. 

En la Gran Manzana, existen opiniones que transitan esta vía, pero por canales contrarios. Algunos consideran que será un alivio para centenares de trabajadores de deliveries, quienes han sido severamente castigados con multas, y por otra parte quienes argumentan que es un factor que sumará más caos al infierno vial neoyorquino.

El concejal Ydanis Rodríguez, presidente de la Comité de Transporte del Concejo Muncipal, anunció que apenas la ley sea aprobada por el Gobernador, se encenderán los motores para iniciar las audiencias públicas, para también aprobar una reglamentación local.

“Hace un año iniciamos la discusión. Redactamos junto con el concejal Rafael Espinal una ley que apoya el concepto de legalizar el uso de este medio de transporte. Esto debe venir acompañado con regulaciones, muy rígidas, para la seguridad de los peatones”, aclaró el concejal  dominicano.

La Ciudad revisa sus pasos

En esta diatriba, que ahora toma nuevos aires, no está clara la posición que tendrán las autoridades de la Ciudad, a quienes activistas acusan de no poner freno a las “sanciones y persecuciones” a los trabajadores de envíos, especialmente de restaurantes, que usan las e-bikes como medio de sustento.

Erwin Figueroa, de la organización Transportation Alternatives calcula que viene un alivio para miles de inmigrantes, que se ganan la vida pedaleando horas en las calles.

“No es cierto que estos ciclistas son los causantes de la mayoría de los accidentes. Hay estudios muy serios, que establecen que menos del 1% de incidentes en las vías, son causados por quienes usan estos sistemas”, consideró.

Portavoces del alcalde Bill de Blasio, dijeron a medios locales, que ante este nuevo escenario, ahora “más que nunca” la seguridad es la mayor preocupación de la Ciudad. “Estamos revisando nuestros próximos pasos”, revelaron.

Aunque el propio mandatario local ha dejado claro, en varias oportunidades, que dar luz verde a las e-bikes significará un reto complicado, para controlar la seguridad vial.

Sin cortapisas, la senadora estatal de Manhattan Liz Krueger se negó a que la ciudad de Nueva York permita la utilización de estos equipos eléctricos en las calles.

 “Ya nuestros ancianos viven asustados por todo. Nuestras mujeres con niños, están aterrorizadas de que las golpeen”, expresó.

Quienes se oponen a la legalización de las e-bikes temen que el caos vial en la ciudad aumente, con más ciclistas en las aceras.

“La ley es la ley”

El Departamento de la Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) asegura que continúan “haciendo cumplir las leyes de tránsito, cometidas por los conductores de bicicletas eléctricas con acelerador”.

Aseguraron voceros de la Uniformada a El Diario, que tienen “la discreción para retener las bicicletas eléctricas en los casos, en que los conductores pongan en peligro la seguridad de ellos y de los otros. Esta medida, se antepone a multas y convocatorias judiciales”.

Entre tanto, el mexicano Sergio González, de 25 años y quien trabaja entre 10 y 12 horas diarias para una empresa de envío de comida, entre Hells Kitchen y el Upper Est Side, en Manhattan, asegura que como respeta las reglas nunca ha tenido problemas con la Policía.

“Uno trabaja muy duro, imagínate en esta época de frío. Yo respeto las normas, uso el casco y no tomo las aceras. Me han entrenado bien para no tener inconvenientes”, comentó Sergio quien vive desde hace un año en Nueva York.

La ley de la ciudad establece, explícitamente, que los empleadores son “responsables” de las convocatorias por infracciones de bicicletas eléctricas que reciban sus trabajadores, pero la realidad estadística es que el mayor peso de las multas y los decomisos lo sufre esta masa laboral que se cuenta en cientos de miles en la ciudad.

Tres líneas del proyecto de ley 

  • Se exigirán cascos para los ciclistas menores de 18 años y también para todos aquellos que montan bicicletas eléctricas.
  • La máxima velocidad permitida sería de 25 millas por hora.
  • Las bicicletas eléctricas y los scooters electrónicos no estarán permitidos en las aceras.

En número: Acciones contra los deliveries

  • 71 convocatorias por infracciones en el uso de bicicletas eléctricas se impusieron a las empresas en todo 2019, un número similar se aplicaron el año anterior, confirmó NYPD.
  • 1,052 convocatorias, que conllevan a multas de $ 500, se aplicaron a los usuarios de las e-bikes el año pasado.
  • 1,575 bicicletas fueron confiscadas en 2019 en comparación con 1,671 en 2018.
  • Entre 25,000 y 50,000 repartidores se estima que trabajan en los 5 condados de Nueva York.
  • $500 vale a un repartidor recuperar su bicicleta decomisada.
  • Hasta $1,500 son las multas que estaría imponiendo la policía a los deliveries de manera personal y no a los negocios que lo contratan.