Ex alcalde Bloomberg gastó $188 millones en apenas un mes de campaña presidencial

Su nómina se ha disparado a mil personas, incluidas 700 en 35 estados

Michael Bloomberg
Michael Bloomberg
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Michael Bloomberg, multimillonario ex alcalde de NYC (2002-2013) y el último en sumarse a la carrera por la nominación presidencial Demócrata, gastó $188 millones de dólares durante las primeras semanas de su campaña presidencial, reveló su informe de gastos presentado ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC).

El informe registra sus gastos desde finales de noviembre, cuando lanzó su campaña, hasta finales de diciembre. En ese período gastó $140 millones de dólares en televisión y publicidad digital.

Sus otros desembolsos también fueron asombrosos para una nueva campaña, destacó New York Post.

Bloomberg no está compitiendo en los primeros cuatro estados que van a primarias y caucus: Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur. En cambio, está llevando a cabo una campaña centrada a nivel nacional con la vista puesta en las regiones del Súper Martes del 3 de marzo, incluidos California y Texas, los dos estados más poblados del país.

Bloomberg dirigió $12 millones de dólares a Hawkfish, una nueva empresa de tecnología de publicidad digital que fundó para contrarrestar los esfuerzos avanzados de mercadeo digital del Partido Republicano.

El ex alcalde de tres períodos de NYC también destinó $3 millones de dólares a sondeos y cientos de miles de dólares para que los encuestadores recolectaran firmas de votantes.

También pagó $940 mil de dólares en renta por su nueva sede de campaña en el antiguo edificio del NY Times en West 43rd Street y $1.5 millones en alquiler total para todas sus oficinas.

Bloomberg también gastó $125 mil dólares en muebles de oficina, según los registros.

En una medida que quizás otras campañas sólo pueden soñar con lograr, Bloomberg pagó $679 mil dólares en costos de alquiler para alojar temporalmente de forma gratuita en Midtown a los trabajadores de su campaña que se mudaron a Nueva York.

Además, los empleados y simpatizantes de la campaña de Bloomberg no pasan hambre, se dan un festín: la campaña pagó la factura por más de $250 mil dólares, en gran parte para Flik Hospitality, uno de los principales servicios de comidas corporativas.

También pagó a una empresa, Bumperactive.com, más de $400 mil dólares para producir mercadería de campaña. Un portavoz de Bloomberg dijo que todos esos productos están hechos en EEUU.

Al final del período de presentación del año, Bloomberg pagó a 150 empleados. Desde entonces, su nómina se ha disparado a mil personas, incluidas 700 en 35 estados.

La campaña también gastó $757 mil dólares en pasajes aéreos, incluidos $646 mil en aviones privados para volar a Bloomberg por todo el país.

Bloomberg, que según los informes tiene un patrimonio de $50 mil millones de dólares, está autofinanciando su campaña. Es considerado el 11er hombre más rico del mundo y el 8vo en EEUU.

Luego de ser Demócrata, fue elegido para tres mandatos como alcalde de la ciudad de Nueva York: como republicano en 2001 y 2005, y una vez como independiente en la línea republicana en 2009. En 2018 se reinscribió en el partido Demócrata.