Declaran estado de emergencia en Mississippi por la gran inundación que causará el río Pearl

Mississippi se prepara para la peor inundación de los últimos 40 años

La crecida del río Pearl amenaza a miles en Mississippi.
La crecida del río Pearl amenaza a miles en Mississippi.
Foto: Twitter City of Jackson / Cortesía

El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, declaró el estado de emergencia el sábado debido a las fuertes lluvias que se espera que eleven el río Pearl a niveles históricos para ese estado, el domingo.

“Esta es una inundación histórica y sin precedentes. Con proyecciones que muestran el potencial de que sea la tercera peor inundación en la historia de nuestro estado, he declarado un estado de emergencia para desplegar los recursos necesarios para atender a todos los Mississippianos afectados”, dijo Reeves en Twitter.

Se espera que el río Pearl, que atraviesa la ciudad capital del estado de Jackson, llegue a 38.8 pies de altura el domingo, según funcionarios de la ciudad.

Esta es una simulación de las áreas inundadas en Jackson City, la capital del estado, si el río alcanza esa altura

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) advirtió que será la peor inundación desde hace casi 40 años en el estado.

En el invierno de 1982 y la primavera de 1983, se produjeron inundaciones generalizadas en el centro y sur de Mississippi, que arrojaron “más del 200 % de la lluvia normal” en el área metropolitana de Jackson, según el historial de inundaciones del NWS.

Semanas de lluvias torrenciales han estresado el río Pearl. Los funcionarios de gestión de emergencias de Mississippi advirtieron que la lluvia esperada en los próximos días podría desbordar sus bancos e inundar cientos de hogares.

El ingeniero de Jackson City, Charles Williams, dijo a The Associated Press que “una vez que esto ocurra y el río suba, no habrá vuelta atrás”.

La ciudad declaró el estado de emergencia desde el jueves, seguido de una orden de evacuación obligatoria el viernes para ciertas áreas de la ciudad. Se ha alentado a los residentes a evacuar antes de que el agua llegue a sus hogares.

“Los ciudadanos que viven en zonas bajas deben tomar precauciones para abandonar su residencia a más tardar el SÁBADO 15 de febrero de 2020”, se lee en una advertencia emitida por la ciudad.

Reeves calificó la inundación esperada este fin de semana como una “situación precaria”, pero dijo que el estado ha traído a “todos para ayudar”.

Se espera que el nivel del río continúe subiendo en las próximas horas.

Las autoridades de Jackson pidieron a quienes necesiten evacuar que lo hagan durante el día, si es posible.