Autoridades de la Gran Manzana insisten que no hay razones para el pánico ante el avance del coronavirus

El Alcalde De Blasio informó que aunque la enfermedad toma fuerza en el mundo, no hay por ahora, un solo caso confirmado en la ciudad de Nueva York
Autoridades de la Gran Manzana insisten que no hay razones para el pánico ante el avance del coronavirus
Exhortan a los neoyorquinos a seguir con su rutina, pero estar alertas.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

En el momento de propagación más agudo del coronavirus (COVID-19) en el mundo, y a horas de que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alertara sobre la posibilidad de una epidemia, las autoridades de la ciudad de Nueva York hicieron este miércoles un llamado público a elevar la precaución, pero a mantener la calma.

El alcalde Bill De Blasio, en un encuentro con los medios, aseguró que no hay casos positivos de la enfermedad viral en la Gran Manzana.

“No hay razones para el pánico, sino para que compartamos información valiosa”, precisó el mandatario neoyorquino, quien además aseguró que la Ciudad sigue elevando la capacidad de respuesta sanitaria, ante la eventual aparición de algún contagiado.

De Blasio instó a los neoyorquinos a no abandonar sus rutinas de trabajo y estudio, tras describir que el sistema hospitalario y sanitario de la ciudad, desde que empezó a avanzar la nueva enfermedad viral, está preparado “como ningún otro en el país”, para poner poderosos muros a una propagación masiva.

“Les voy a dar un ejemplo. Tenemos cinco semanas en alerta, eso se traduce en por lo menos seis millones de neoyorquinos compartiendo el Subway, en este tiempo. Hasta ahora, cero casos positivos. Lo importante es que sigamos nuestras actividades, pero alertas ante cualquier síntoma asociado con el virus”, precisó el mandatario.

La comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH), Dra. Oxiris Barbot reiteró que para los neoyorquinos “el riesgo es bajo, pero la capacidad de respuesta es alta”.

La funcionaria destacó que ante el avance del coronavirus, han redoblado las alertas y la coordinación en las agencias de la Ciudad.

“Entre el paquete de medidas preventivas para las comunidades, se establece que si en los últimos 14 días, han viajado a China, Japón, Corea, Singapur, Tailandia, Taiwán e Italia, y sienten algún síntoma parecido a la gripe, establezcan contacto inmediatamente con su proveedor de salud”, recomendó Barbot.

“Necesitamos test más rápidos”

De Blasio criticó el tiempo que le tomó a los CDC y al Gobierno federal reaccionar ante lo que podría ser lo más parecido a una catástrofe, sino se asumen estrategias que involucren a todos los factores del país.

“Es importante que el Gobierno federal acepte esa realidad y actúe de manera más agresiva”.

En el encuentro con los medios, el Alcalde hizo un llamado a los CDC a no dejar que “lo perfecto sea el enemigo de lo bueno”, haciendo referencia a la necesidad de que las pruebas para descartar la enfermedad viral, sean más ágiles.

“Será de gran valor que en este momento, se trabajen con laboratorios locales subutilizados, para hacer más pruebas de alta calidad, que arrojen resultados más rápidos”.

Hasta ahora, las autoridades de salud de la Gran Manzana, deben seguir un protocolo que podría durar entre 4 a 5 días, cuando se detecte que un paciente cumple con un esquema de síntomas y situaciones que lo hace “sospechoso potencial” de portar el virus.

Las muestras de pacientes, que habían viajado recientemente a China continental y mostraban cuadros de enfermedad parecidos a un catarro común o gripe, y que lo notificaron debidamente a sus proveedores locales de salud, son enviadas a laboratorios del CDC.

Autoridades insisten que no hay razones para abandonar las actividades rutinarias, como el uso del Subway.

Más control en puertos de entrada

El mandatario neoyorquino también pidió a las autoridades sanitarias federales, que agreguen más países a su régimen de pruebas para viajeros.

Recomendó que todos los países en donde la enfermedad ha tenido presencia ascendente, deberían agregarse a los protocolos de “alerta” y revisiones especiales en los aeropuertos del país, incluidos Hong Kong, Irán, Italia, Japón, Singapur, Corea del Sur, Taiwán y Tailandia, para “limitar la propagación de esta epidemia”.

El Alcalde informó que estaba solicitando al Gobierno federal, que ayude a acelerar el suministro a la ciudad de 300,000 máscaras para trabajadores de la salud.

“La ciudad de Nueva York ya ha distribuido 1.5 millones de máscaras y ahora necesita más”, concluyó.

“No es necesario comprar mascarillas”

Desde que se empezó a tener noticias del coronavirus, la utilización de mascarillas, como una supuesta barrera para la enfermedad ha estado en ascenso en las calles de la Gran Manzana, especialmente en vecindarios que son hogar de comunidades asiáticas, como es el caso de Flushing en Queens y el Barrio Chino, en el bajo Manhattan.

Sin embargo, las autoridades sanitarias subrayan que los neoyorquinos no necesitan comprar, ni usar máscaras, de manera preventiva, en este momento.

Debemos insistir que en este instante lo más importante es que las personas que se sientan enfermas, acudan inmediatamente al médico, que aumente el hábito de lavarse las manos y que las familias estén atentas a las informaciones que surjan en las comunidades escolares. Es innecesaria la compra de mascarillas”, remató la comisionada de Salud de la ciudad de Nueva York.

En vecindarios de influencia asiática, en Queens, aumenta el uso de mascarillas.

El dilema ante un “brote”

Luego que el Centro de Prevención y  Control de Enfermedades Infecciones (CDC) advirtió a la población que se prepare para un “brote de la enfermedad”, que ha generado más de 80,000 casos en todo el mundo, pero relativamente pocos, hasta ahora en los EEUU, algunas discusiones “encendieron” al país.

El presidente Donald  Trump aseguró que la situación del coronavirus está “muy bien controlada en nuestro país”.

La Casa Blanca solicitó al Congreso $2,500 millones adicionales, para acelerar el desarrollo de una vacuna, apoyar las actividades de preparación y respuesta, y reunir el equipo y los suministros necesarios.

Por su parte, los legisladores republicanos y demócratas iniciaron este miércoles un debate cerrado en donde el dilema es si esos recursos serán suficientes o no.

El senador de Nueva York, Chuck Schumer, el líder demócrata del Senado, presentó una solicitud de $8,500 millones para responder al brote de virus, más del triple de la solicitud de Trump.

Schumer está pidiendo $4,500 millones para que el Departamento de Salud y Servicios Humanos trabaje para contener el brote en los Estados Unidos.

La solicitud detalla $1,000 millones para desarrollar y fabricar una vacuna, $1,000 millones para ayudar a otros países a combatir el coronavirus y $2,000 millones para reembolsar a los estados, por costos incurridos para enfrentar el brote.

En cifras: avance del coronavirus (COVID-19)

  • 81,000 personas se han infectado con el coronavirus en todo el mundo.
  • 2,400 muertes asociadas con el COVID-19 confirma la Organización Mundial de la Salud, casi todas en China.
  • 7 casos han sido evaluados en la Gran Manzana como sospechosos. Todos han sido descartados.
  • 1,200 camas están disponibles en el sistema hospitalario, para atender un eventual brote de la enfermedad en la ciudad de Nueva York.
  • 38 países, incluidos tres continentes, han detectado casos de infectados por la la enfermedad viral.
  • 1 paciente confirmado en Brasil significa la aparición de la enfermedad en Latinoamérica.