La graciosa anécdota de Mbappé y sus zapatos en el auto elegante de Zidane

El delantero francés Kylian Mbappé contó la increíble experiencia que representó para él conocer a Zinédine Zidane a los 14 años

La nueva estrella francesa narró que fue como "estar en la luna".
La nueva estrella francesa narró que fue como "estar en la luna".
Foto: La nueva estrella francesa narró que fue como "estar en la luna". / Getty Images

El delantero francés Kylian Mbappé contó la increíble experiencia que representó para él conocer a Zinédine Zidane a los 14 años cuando lo llamó para realizar una prueba con la cantera del Real Madrid y el oso que hizo al conocer al hoy entrenador merengue.

La nueva estrella francesa narró que fue como “estar en la luna”, ya que el actual técnico blanco era su ídolo de pequeño y el que solía adornar la pared de su habitación con posters de Zizou  y Cristiano Ronaldo.

El jugador del PSG también narró el divertido oso que hizo cuando Zidane los invitó a subir a su auto.

“Nunca olvidaré el momento en que llegamos al centro de entrenamiento desde el aeropuerto. Zidane nos recibió en el aparcamiento junto a su coche, y era un coche realmente elegante, por supuesto. Nos saludamos y luego se ofreció a llevarme al campo. Estaba señalando el asiento delantero, como diciendo ‘venga, entra’. Pero me congelé y pregunté: ‘¿Debería quitarme los zapatos?’. ¡Jajaja! No sé por qué dije eso. ¡Pero era el coche de ‘Zizou’! Él pensó que eso era bastante divertido y me dijo: ‘Por supuesto que no, vamos, entra'”, señala.

Sin embargo, el campeón mundial aclara que su prueba en el Real Madrid “en realidad no fue tan fácil”. “Los cazatalentos habían comenzando a venir a ver mis partidos y yo ya estaba recibiendo algo de atención de los medios de comunicación. Cuando tienes 13 años, no sabes cómo manejarlo. Había mucha presión y mi familia quería protegerme”, recuerda.

Por ese motivo, rechazó tanto al Real Madrid como al Chelsea, club con el que también realizó pruebas cuando era un adolescente.

“No lo entendí en ese momento, pero en realidad fue lo mejor para mí, porque aprendí muchas lecciones difíciles que nunca habría aprendido en la burbuja de una academia”, reflexiona.