Niño de 10 años apunta con una pistola de juguete; termina esposado y acusado de delito grave en Texas

Cuando jugar con una pistola falsa no es chiste...
Niño de 10 años apunta con una pistola de juguete; termina esposado y acusado de delito grave en Texas
El niño fue acusado de un delito grave de amenaza.
Foto: Facebook / Stefanie Magness Carpenter / Cortesía

Gavin Carpenter, de 10 años, pretendía emular a un personaje del porpular videojuego de batallas online Fortnite. Él y un amigo portaban armas de juguete y apuntaron a un camión que pasaba. El conductor se asustó y piso el freno haciendo que los neumáticos chirriaran sobre el pavimento. Minutos después, agentes del alguacil del condado de El Paso (Texas) esposaron al menor y le llevaron a una comisaría donde le tomaron las huellas digitales y una foto. Luego, el niño fue acusado de un delito grave de amenaza.

Era 24 de julio del año pasado, cuando el joven asustó a un conductor apuntando con un rifle de juguete de la marca Nerf con una punta naranja, mientras que su amigo llevaba una ballesta de la misma empresa. Ambos juguetes estaban rotos y ni siquiera podían disparar los proyectiles de espuma, según contó en una entrevista con Fox2

El joven contó que apuntaron con sus arma a cinco o 10 autos antes de encontrarse con el caminón. Gavin y su amigo corrieron dentro de la casa de su abuelo en Colorado Springs, donde la cámara del timbre capturó la furiosa confrontación del camionero con la familia. “Vino y comenzó enfadarse mucho. Estaba muy enojado”, afirmó Gavin a la a Fox2. “En ese momento estaba muy asustado”, añadió.

El video capturado, y compartido por Fox 21, muestra al hombre, vestido con una camisa a cuadros y una gorra de béisbol, gritándole a un adulto que abrió la puerta. “No sé qué tipo de arma es. Era una especie de arma ”, gritó el conductor sin identificar. “¿Te gustaría cuidar tu lenguaje, por favor?”, contestó alguien desde el interior de la casa. “¿Qué tal esto?”, el hombre continuó gritando. “¿Qué tal si llamo a los policías [improperios]?” Minutos después, el menor se fue escoltado y esposado.

Siete meses después, la familia de Gavin hizo pública la historia de la detención y enjuiciamiento, solo después de que se eliminara con éxito el cargo de los antecedentes penales del niño.


Los padres de Gavin, Chris y Stefanie Carpenter, contrataron a un abogado e intentaron persuadir al fiscal de distrito para que abandonara el caso. “Recibimos un rotundo no. El fiscal no lo iba a tirar”, afirmó Chris Carpenter a KXRM.

En cambio, Gavin ingresó en un programa que requería que completara horas de servicio comunitario y presentara sus calificaciones para que el tribunal las revisara, pero también le permitió borrar el cargo de sus antecedentes penales si cumplía.

La oficina del sheriff y la oficina del fiscal del cuarto distrito judicial se negaron a hablar con los medios locales sobre un caso que involucra a un menor, pero la oficina del sheriff le dijo a una cadena de televisión de Colorado que los incidentes relacionados con una pistola de juguete podrían conducir a un cargo penal grave.

“Hay momentos en que sería apropiado se acusado de amenazas cuando se trata de una pistola de juguete”, argumentó un portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso a KOAA News5. “Si alguien a sabiendas coloca a alguien con miedo de sufrir lesiones corporales graves o la muerte, sería apropiado acusarle”, añadió.

Madre se desahoga

La madre contó el lado de la historia de su hijo en Facebook la semana pasada, un día después de que el cargo fuera eliminado formalmente del registro del niño.

“En este momento estamos tratando de devolverle a Gavin la fe de que puedes confiar en la ley, porque después de todo esto tiene miedo de morir”, escribió.

Gavin contó que él y su amigo fingían estar en su videojuego favorito, el Fortnite, donde los jugadores eligen un personaje y se enfrentan entre ellos para ser el último hombre en pie. “A los dos nos encanta ese videjuego”, señaló Gavin a KXRM.

Los muchachos caminaron hacia la esquina de la calle y apuntaron con una ballesta naranja Nerf y un rifle de juguete con una punta de plástico naranja a los autos cuando pasaban, imaginándolos como enemigos dentro del juego. Pero el conductor del caminón pensó erróneamente que Gavin tenía una pistola BB apuntando a su vehículo, informó KRDO.

“Sabía que hice algo mal”, dijo Gavin a KXRM, “pero no creo que debiera haber sido detenido, escoltado en un automóvil con esposas y llevado a un lugar para fotografiarme y obtener mis huellas dactilares”.

Su madre dijo que compartió la historia en Facebook para advertir a otros padres de que permitir que sus hijos jueguen con pistolas de juguete podría tener consecuencias.

“No podía creer que estuvieran llevando esto adelante”, le contó a KRDO. “Estaba esperando la llamada de la policía diciendo que iban a dejar ir esto, y advertirles y decirles que estaba mal”.

Dijo que su familia está ansiosa por mudarse de Colorado Springs cuando su esposo, que es teniente coronel en el ejército, está estacionado en otra posición en unos tres meses. “No puedo vivir en un Estado donde mis hijos no pueden ser niños y jugar afuera sin tener miedo de ser arrestados”, escribió en la red social.