Alemania acusa a Trump de querer monopolizar cura contra coronavirus

"Nuestros laboratorios están trabajando para conseguir una vacuna para todos, sin exclusividades", advierten alemanes
Alemania acusa a Trump de querer monopolizar cura contra coronavirus
El presidente Trump habría buscado que EEUU tuviera vacuna contra coronavirus en exclusiva.
Foto: Al Drago / EFE

Un nuevo conflicto diplomático enfrentan Estados Unidos y Alemania, luego de información de que el presidente Donald Trump presionara a un laboratorio que investiga una vacuna contra el coronavirus a ceder los derechos a los estadounidenses.

Incluso se reportó que un alto funcionario de CureVac, el laboratorio alemán, se habría reunido en la Casa Blanca para explicar los avances de las investigaciones, pero donde el presidente Trump habría sugerir tener la “exclusividad”.

La intención del mandatario estadounidense fue revelada por la edición dominical del diario Die Welt y fue criticada por el ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas.

“Los científicos alemanes son líderes en el desarrollo de medicamentos y vacunas en cooperaciones a nivel global. No podemos permitir que otros se quieran asegurar de manera exclusiva los resultados de sus investigaciones”, aseguró.

En una postura más firme, el Gobierno alemán negó categóricamente la posibilidad de que Estados Unidos se adueñe de los derechos exclusivos de una vacuna contra el coronavirus.

“Nuestros laboratorios están trabajando para conseguir una vacuna para todos, sin exclusividades”, afirmó la viceportavoz del Ejecutivo, Ulrike Demmer. El interés común es “luchar contra la pandemia” que, recordó, “no conoce fronteras”, por lo que no puede pensarse en este tipo de restricciones.

“Descartamos totalmente esa posibilidad”, apuntó por su parte una portavoz del Ministerio de Economía, cuyo titular, Peter Altmaier, afirmó ya el domingo, en declaraciones a un medio alemán, que “ningún laboratorio alemán se pondrá a disposición” de tales propósitos.

Maas afirmó haber hablado sobre este asunto con sus homólogos de Canadá, Corea del Sur, Brasil y Australia, y subrayó que es algo que también se tendrá que abordar con los estados del G7: “Sólo lograremos combatir este virus juntos, no los unos contra los otros.

Por su parte, el ministro del Interior, Horst Seehofer, avanzó ya el domingo en una comparecencia ante los medios que este asunto sería abordado este lunes en la reunión del gabinete de crisis.

El laboratorio pone un alto

El laboratorio afectado, CureVac, con sede en el sur de Alemania y asociado a un instituto científico adscrito al Ministerio de Sanidad, rechazó hacer comentarios sobre estas especulaciones, aunque desmintió “categóricamente” en un comunicado “las afirmaciones sobre la venta de la empresa o de su tecnología”.

“CureVac AG, una empresa biofarmacéutica y pionera en el desarrollo preclínico y clínico de vacunas y agentes terapéuticos basadas en el ARN mensajero, confirma hoy que todos los esfuerzos internos están dedicados al desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus, con el objetivo de llegar a personas y pacientes en todo el mundo, ayudarles y protegerles”, subraya el laboratorio.

El comunicado agrega que “con veinte años de experiencia y su profundo conocimiento científico”, CureVac se concentra en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus “eficaz, segura y rápida de producir”.

La empresa, que produce desde 2006 vacunas y agentes terapéuticos basadas en el ARN (ácido ribonucleico) mensajero, señaló, además, que está trabajando en ampliar sus capacidades de producción con el fin de fabricar en caso de necesidad miles de millones de dosis individuales de vacunas para situaciones de pandemia como la del COVID-19.

Con información de EFE