Mujer de 39 años se abstuvo de someterse a prueba de coronavirus y muere antes de que llegaran los resultados

Natasha Ott fue hallada muerta en la cocina por su novio
Mujer de 39 años se abstuvo de someterse a prueba de coronavirus y muere antes de que llegaran los resultados
Natasha Ott optó por cederle su prueba de coronavirus a otro paciente de alto riesgo.
Foto: Facebook / Josh Anderson / Cortesía

Una mujer de 39 años que esperaba por los resultados de una prueba de coronavirus murió en su vivienda en New Orleans antes de que llegaran.

Josh Anderson, pareja de Natasha Ott, reveló en una publicación de Facebook la tensión que vivió su novia antes de encontrarla muerta en la cocina de su casa.

De acuerdo con su relato, Ott empezó a sentir síntomas como de catarro el 10 de marzo. En ese momento, decidió no tomar la prueba, ya que no tenía fiebre y quería darle a oportunidad a otros con mayor riesgo a que se sometieran al examen.


“Natasha trabajaba para Crescent Care – una organización dedicada a proveer tratamiento a las personas que son VIH positivo. Esta organización provee servicios de salud a poblaciones con alto riesgo y tenían cinco pruebas de coronavirus disponibles el 11 de marzo, y ello decidió no usar una. El examen de flu al que se sometió había salido negative”, precisa Anderson en el post de este sábado.

No fue hasta el siguiente lunes que la trabajadora se sometió a la prueba del COVID-19, ya que sus síntomas no mejoraban.

Ott le dijo a Anderson que “sentía algo en sus pulmones”. Ese viernes, la encontró tirada en la cocina cuando fue a ver cómo se encontraba ya que no le contestaba sus mensajes telefónicos.

La mujer no tenía condiciones preexistentes que pudieran complicar su estado de salud como es el caso de otros pacientes que han fallecido a consecuencia de la enfermedad.

Aunque los resultados de las pruebas de la fallecida no han llegado, su novio y parientes temen que haya sido resultado del virus que ya ha dejado en Estados Unidos más de 46,000 y 582 muertos.

En entrevista con Nola.com, Anderson dijo que el caso de su novia debe servir para disuadir a las personas de que se queden en la casa y no se expongan al virus.

“Ella pudo haber tomado el examen el viernes, pero ellos solo tenían cinco pruebas, y ella no quiso usar una” sostuvo el hombre.