Guardacostas de EEUU: los cruceros deben permanecer en el mar con los enfermos con COVID-19 a bordo

Los pasajeros y tripulantes de cruceros con posibles casos de COVID-19 deberán ser atendidos a bordo y no podrán desembarcar

Docenas de cruceros están alineados en Port Miami y Port Everglades o esperan en alta mar debido a la pandemia de coronavirus.
Docenas de cruceros están alineados en Port Miami y Port Everglades o esperan en alta mar debido a la pandemia de coronavirus.
Foto: Sam Greenwood / Getty Images

La Guardia Costera de Estados Unidos ha ordenado a los cruceros que se preparen para tratar a los pasajeros y la tripulación enfermos con COVID-19 a bordo, mientras son secuestrados “indefinidamente” en alta mar durante la pandemia de coronavirus, reporta AP.

Las nuevas reglas descritas en un memo son aplicables para los barcos en el distrito de la Guardia Costera que cubre Florida, Georgia, Carolina del Sur y Puerto Rico. También vienen con una advertencia severa: cualquier embarcación con bandera extranjera “que merodee más allá de los mares territoriales de Estados Unidos” debe intentar primero evacuar médicamente a los muy enfermos a esos países.

Ese es el caso de muchos cruceros del sur de la Florida: están registrados en las Bahamas, donde la capacidad hospitalaria es limitada y la gente todavía se está recuperando del devastador huracán Dorian del año pasado.

Las reglas, que se aplican a los buques que transportan a más de 50 personas, se emitieron en un boletín de seguridad del 29 de marzo firmado por el Contraalmirante de la Guardia Costera E.C. Jones, jefe del séptimo distrito. Todos los barcos destinados a los puertos de Estados Unidos ya estaban obligados a proporcionar actualizaciones diarias sobre su carga de casos de coronavirus o enfrentar sanciones civiles o enjuiciamiento penal por incumplir.

Docenas de cruceros están alineados en Port Miami y Port Everglades o esperan en alta mar debido a la pandemia de coronavirus. La mayoría solo tiene tripulación a bordo, pero Carnival Corp., que posee nueve líneas de cruceros con un total de 105 barcos, notificó a las autoridades el martes que aún tiene más de 6,000 pasajeros en el mar.

Funcionarios federales, estatales y locales han estado negociando si los cruceros Holland America de Carnival, el Zaandam y Rotterdam, podrían atracar en Port Everglades esta semana.

Pero el crucero Coral Princess de la compañía también está llegando, con lo que el centro médico de ese barco llamó un número más alto de lo normal de personas con síntomas parecidos a la gripe.

El gobernador Ron DeSantis dijo que esperaba una resolución el miércoles después de hablar con el presidente Donald Trump, pero más tarde las autoridades portuarias dijeron que las conversaciones entre la compañía y los funcionarios sobre los términos del atraque estaban en curso y que no esperaban actualizar a los comisionados del condado de Broward el miércoles como estaba previsto en la reunión del martes.

DeSantis sostuvo que el sistema de atención médica de Florida está demasiado cargado para asumir a los pacientes con coronavirus de los barcos, pero dijo que aceptaría a los residentes de Florida que estén a bordo.

Condiciones extraordinarias para los cruceros

En condiciones normales, un barco puede llamar a la Guardia Costera para evacuar médicamente a personas demasiado enfermas para ser atendidas a bordo.

Ahora, un cirujano de vuelo de la Guardia Costera en el séptimo distrito decidirá si una transferencia es absolutamente necesaria, pero las compañías de cruceros serían responsables de organizar el transporte en tierra y las camas de hospital.

“Esto es necesario ya que las instalaciones médicas en la costa pueden alcanzar su capacidad total y perder la capacidad de aceptar y tratar de manera efectiva a pacientes críticos adicionales”, dice el memo.