La policía pide “voluntarios” ante avalancha de cadáveres en Nueva York: detectives temen consecuencias de terrorismo 9/11

En 2001 “Mucha gente se enfermó y (ahora) están muertos", advierte el sindicato

La policía pide “voluntarios” ante avalancha de cadáveres en Nueva York: detectives temen consecuencias de terrorismo 9/11
Una de las morgues de NYC, en Midtown East
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) está considerando formar un equipo dedicado a recolectar el número creciente de cadáveres del coronavirus, porque algunas contagiados mueren fuera de los hospitales, especialmente en sus hogares.

En un correo electrónico enviado a las unidades de detectives del recinto el miércoles y obtenido por New York Post, la policía solicitó voluntarios para formar equipos en toda la ciudad para recoger a los fallecidos, prometiendo 60 horas de tiempo extra por mes a quienes asuman la labor.

Eso es el doble de la cantidad de horas extras permitidas por el Departamento en circunstancias normales.

“Se está estudiando la idea de crear un equipo (…) y sólo queremos voluntarios para ello… sin forzar a nadie”, decía el mensaje. “Serían tres equipos” de dos investigadores cada uno, citó New York Post.

Ed Mullins, presidente del sindicato de la Asociación Benevolente de Sargentos (SBA), adelantó que los policías tendrían que recibir la capacitación y el equipo adecuados si se alistaban a esa delicada labor.

“Es lo que hicimos después del 11 de septiembre” de 2001, dijo Mullins. “Mucha gente se enfermó y muchos de ellos están muertos. Es parte de nuestro trabajo con la capacitación adecuada, con el equipo adecuado y con el protocolo adecuado”.

La pandemia de coronavirus superó el martes las mil muertes en los cinco condados de NYC, y las autoridades de la ciudad esperan que ese cifra continúe aumentando en las próximas semanas.

Las autoridades han dicho que 84% de las camas de cuidado intensivo (ICU) de la ciudad ya estaban llenas, dejando sólo 392 abiertas para pacientes críticos con COVID-19.

En ese panorama se han dado casos tan dramáticos como el de la madre hispana Caridad Santiago, quien murió en su apartamento en El Bronx de presuntas complicaciones por coronavirus y su cuerpo estuvo más de 24 horas varado por el colapso en los servicios públicos de emergencia, obligando a su familia a refugiarse en un auto.

Según su hija, los primeros agentes de NYPD que llegaron al hogar no quisieron entrar a la habitación donde yacía la mujer, por temor a contagio, y en cambio pidieron a la adolescente tomar fotos del cadáver.

“El procedimiento de la policía de Nueva York no se siguió en este caso y el asunto está bajo revisión interna”, dijo la portavoz de NYPD, sargento Mary Frances O’Donnell, en un comunicado.

De momento se estima que al menos 23% de los paramédicos (EMS) y 15% de la fuerza policial de NYC están fuera de servicio por causas médicas, acelerando el colapso de salud pública.