Docenas de arrestos sumaban hispanos en balacera mortal por drogas en hogar con una bebé en Nueva York

Había cocaína cerca del cadáver de la embarazada asesinada en Staten Island (NYC)

Alafia Rodríguez y su pareja embarazada Ana Desousa sumaban docenas de arrestos, al igual que su presento homicida, Philip Moreno.

Los tres protagonizaron un horrendo crimen el lunes en una casa en Staten Island (NYC), donde otra mujer resultó gravemente herida, y la policía encontró cocaína y una bebé de dos años ilesa, hija de la pareja abatida.

El doble asesinato fue el resultado de un robo de drogas que salió mal, dijeron ayer fuentes del orden al diario New York Post.

“Una cantidad de drogas” fue encontrada en el hogar del vecindario Arlington, cerca de los cuerpos de Rodríguez (46) y Desousa (33), quien tenía siete meses de embarazo.

Las presuntas drogas incluían tres pequeñas bolsas plásticas de cocaína crack y seis paquetes más grandes de píldoras recetadas, dijeron las fuentes.

Se cree que Moreno (45) fue a la casa a robar drogas y efectivo. Tenía una pistola semi automática calibre .22, un silenciador y un cuchillo al ser detenido. No se sabe si era conocido por las víctimas.

Moreno fue sorprendido tratando de huir cuando los policías respondieron a los informes de disparos. Ayer fue acusado de los asesinatos de la pareja, así como de otras violaciones, incluida una actuación perjudicial para un menor de edad, por la bebé hallada en la casa.

Trascendió que Rodríguez había sido arrestado 35 veces en el pasado, incluyendo asalto a un policía, robo y numerosos delitos de drogas. Desousa había sido detenida en 13 ocasiones, incluso por hurto y robo.

La mujer no identificada de 43 años herida en el hogar, no vivía allí. Está hospitalizada y tiene dos arrestos sellados, dijeron las fuentes.

Moreno ha sido arrestado al menos 15 veces, incluso por armas, drogas y un asesinato en 1992 a la vuelta de la esquina de donde sucedió el doble crimen el lunes.

Fue declarado culpable de ese homicidio y pasó cerca de 14 años tras las rejas antes de ser liberado en 2007.

Estaba en libertad condicional por una condena por delito grave en 2017 en el momento de los crímenes del lunes, informó Staten Island Advance.