Los senadores republicanos que le darían muerte a nuevo paquete de estímulo con cheques de $1,200

El panorama no está nada fácil para la delegación demócrata en el Congreso

Los senadores republicanos que le darían muerte a nuevo paquete de estímulo con cheques de $1,200
Un nuevo paquete de estímulo es considerado en el Congreso de EEUU.
Foto: EFE

Mientras el pulseo en el Congreso de Estados Unidos se intensifica por el nuevo paquete de estímulo económico, la mayoría de los reportes de medios nacionales al momento apuntan a que la legislación sería letra muerta cuando llegue al Senado.

El propio líder de la mayoría republicana en el máximo foro legislativo, Mitch McConnell declaró este martes, a reporteros tras una reunión del caucus republicano que el plan estimado en $3 trillones que incluye una segunda ronda de cheques de estímulo de $1,200 “morirá a su llegada” al Senado.

Así las cosas, otras posibilidades son que el trámite quede estancado por no haber acuerdo entre las delegaciones o que se desarrolle otra ley completamente nueva.

“Lo que estamos viendo en la Cámara de Nancy (Pelosi) no es algo desarrollado para lidiar con la realidad, pero designado para lidiar con aspiraciones. Este no es tiempo para legislación de aspiración, esto es un tiempo para respuestas prácticas a la pandemia del coronavirus”, dijo el funcionario.

El senador Lindsey Graham se expresó de manera similar sobre el paquete de medidas y su muerte a la llegada.

De igual forma se pronunció el senador John Barrasso, número tres en el Senado, al llamar la medida una movida de la líder demócrata de la mayoría en la Cámara para “saldar” con sus constituyentes. Barrasso además dijo, según citado por The Hill, que el paquete nunca sería aprobado en el Senado.

Entre las medidas contenidas en el conjunto de propuestas figura un segundo cheque de $1,200, una medida por la que llevan clamando millones de estadounidenses en crisis económica.

La discusión antes de la presentación de la propuesta demócrata incluyó la divulgación de varias medidas por parte de miembros de la delegación para cheques consecutivos de $2,000.

Sin embargo, el paquete presentado se limita a otra ronda de $1,200 mínimos como había anticipado la semana pasada el representante demócrata por Massachusetts, Richard Neal.

Bajo el “Heroes Act”, se distribuirían cheques de entre $1,200 hasta $6,000.

Una de las mayores diferencias es que la nueva legislación dispone un incentivo de $1,200 por cada dependiente hasta un máximo de tres. La ley CARES que facilitó el primer cheque a estadounidenses otorgaba $500 por cada dependiente.