Los gatos SÍ se infectan de COVID-19, pero su respuesta al virus es sorprendente

Los felinos se contagian fácilmente y contagian a otros felinos

Los gatos SÍ se infectan de COVID-19, pero su respuesta al virus es sorprendente
Los gatos parecen ser asintomáticos.
Foto: Unsplash

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus se difundió una preocupación fundamental: si los animales domésticos se contagian o si son transmisores de la enfermedad. Hasta el momento, no hay evidencia de que las mascotas infecten a los humanos, aunque los humanos sí pueden infectarlas.

Una investigación acaba de confirmar que los gatos sí se infectan de COVID-19, pero su respuesta al virus es sorprendente.

Expertos de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin encontraron que los gatos domésticos pueden infectarse del coronavirus que enferma a los humanos, pero lo eliminan de su organismo en un tiempo récord y no presentan síntomas.

El profesor Yoshihiro Kawaoka explicó a The New England Journal of Medicine que, en el laboratorio, inocularon tres gatos con SARS-CoV-2 que llegó a niveles detectables en tres días. Posteriormente colocaron otros tres gatos sanos en convivencia con los tres infectados y, por supuesto, los seis se contagiaron.

Mediante hisopos nasales y rectales, los investigadores tomaron pruebas continuas del virus para comprobar que en sólo seis días todos los gatos habían eliminado el virus de su organismo. En ningún caso hubo rastros del virus en los hisopos rectales y ninguno de los felinos presentó síntomas detectables de la infección.

“Ese fue un hallazgo importante para nosotros: los gatos no presentaron síntomas”, expresó Kawaoka, quien también lidera el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 llamada CoroFlu. Estos resultados sugieren que los gatos pueden infectarse del virus mediante el contacto con humanos o con otros gatos infectados, por lo que durante la pandemia los enfermos deben evitar el contacto con sus felinos, mantenerlos dentro de la casa y limitar el contacto de estos animales con otros humanos y con otros felinos.

Los investigadores destacan que no hay evidencia de que los gatos transmitan fácilmente el nuevo coronavirus a los humanos, por lo que el mayor riesgo para los humanos siguen siendo los otros humanos.