Todo lo que debes saber de la dieta antiinflamatoria, la nueva tendencia para bajar de peso

La dieta antiinflamatoria se ha posicionado como una de las mejores tendencias no sólo para bajar de peso, es considerada un excepcional aliado de la salud que combate numerosas enfermedades

Todo lo que debes saber de la dieta antiinflamatoria, la nueva tendencia para bajar de peso
Este tipo de dieta se destaca por el consumo de alimentos integrales cargados de antioxidantes, tiene bases similares a la dieta mediterránea.
Foto: Getty Images

Bajar de peso siempre será un tema en tendencia es por ello que se encuentra en constante evolución y ha dado pie a que se creen todo tipo de planes alimenticios con el objetivo de perder esos kilitos de más. Últimamente la dieta antiinflamatoria ha llamado especial atención y se ha vuelto una de las corrientes más populares para bajar de peso y también es conocida por sus excepcionales beneficios medicinales, es por ello que vale la pena conocer todo sobre este efectivo estilo de vida. 

¿En qué consiste la dieta antiinflamatoria?

Es importante entender que la inflamación es una respuesta natural del organismo, en concreto del sistema inmunitario para defenderse de agentes patógenos que causan infecciones y lesiones. El objetivo de la inflamación es proteger al organismo a través de los glóbulos blancos, de la presencia de virus y bacterias que causan todo tipo de enfermedades.

Cuando la inflamación persiste quiere decir que se ha vuelto crónica y es una situación que se relaciona directamente con enfermedades degenerativas como es el caso de la diabetes, el cáncer, la artritis, el Alzheimer, la depresión y numerosos padecimientos digestivos. En concreto esta dieta se volvió famosa para bajar de peso ya que la obesidad es una condición médica que se relaciona directamente con la inflamación.

La dieta inflamatoria es un plan de alimentación diseñado para prevenir o reducir la inflamación crónica y a grandes rasgos se basa en enfatizar el consumo de alimentos integrales, de los cuales hablaremos más adelante.  Teniendo en cuenta que nuestras elecciones alimenticias influyen en el nivel de inflamación de nuestros cuerpos, esta dieta no sólo frena la inflamación; es considerada un buen aliado en la prevención de todo tipo de enfermedades. 

¿Qué se puede comer?

Una de las grandes bondades de esta dieta radica en que se incluyen prácticamente todos los grupos de alimentos, es por ello una extraordinaria alternativa para brindarle al organismo todos los nutrientes que necesita y evitar deficiencias nutricionales. Lo interesante se encuentra en la calidad de los alimentos permitidos, los cuales se destacan por ser ingredientes con un grandioso poder nutricional y terapéutico. Se trata de alimentos que representan una gran fuente de antioxidantes, un alto contenido en ácidos grasos Omega 3, vitaminas, minerales y otros componentes que brindan grandes propiedades medicinales y sobre todo antiinflamatorias. Conoce la lista de especificaciones alimentarias:

Alimentos permitidos:

  • Frutas: De preferencia optimizando el consumo de arándanos, fresas, frambuesas, moras, cerezas y manzanas. Son frutas que se destacan por su alto contenido en vitamina C y son una maravillosa fuente de antioxidantes. 
  • Vegetales de hoja verde oscuro: Se destacan por su contenido en antioxidantes y aportan beneficios para fortalecer al sistema inmune. Es importante optimizar el consumo de col rizada, el brócoli, las espinacas, la alcachofa y col rizada.
  • Frutos secos: Son una bomba de nutrientes se les destaca por ser ricas en vitamina E, fibra, calcio y en el caso de las nueces de nogal son ricas en ácidos grasos Omega 3. Especialistas recomiendan aumentar el consumo de nueces, almendras y avellanas. 
  • Legumbres: Son una grandiosa fuente de proteínas vegetales, sumamente ricas en fibra y son de absorción lenta por lo que brindan grandes niveles de energía. Se recomienda integrar el consumo de lentejas, garbanzos, frijoles rojos, frijoles pintos y frijoles negros)
  • Granos integrales: Brindan energía de calidad, gracias a su alto contenido en fibra favorece la digestión y benefician la salud cardiovascular. Es fundamental integrar el consumo de avena, arroz integral, quinoa y granos enteros. 
  • Chocolate negro: Es una buena alternativa para los antojos dulces y se destaca por ser una extraordinaria fuente de antioxidantes (al menos 70 por ciento de cacao). 
  • Pescados azules: Las proteínas magras y saludables como las que brindan los pescados son conocidas por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, puntualmente los denominados DHA y EPA. La dieta propone consumir dos veces a la semana pescados como el salmón, arenque, caballa, sardinas y anchoas. 
  • Alimentos ricos en omega-3: Los beneficios antiinflamatorios que brindan los ácidos grasos Omega 3, son infalibles y muy importantes en esta dieta. Es básico integrar productos como el aceite de oliva extra virgen, aguacate, semillas, leche, huevo y semillas de lino. 
  • Hierbas y especias culinarias: Se recomienda mucho el uso de condimentos naturales que se destaquen por sus propiedades medicinales, sobre todo antiinflamatorias. Integra el uso de jengibre,  cúrcuma, ajo, albahaca, perejil, cilantro y más. 
dieta nórdica
Dieta antiinflamatoria. /Foto: Shutterstock

Alimentos prohibidos, que causan inflamación:

A pesar de que los ácidos grasos Omega-6 son considerados un buen aliado para mantener la salud ósea, regular el metabolismo y promover la función cerebral, se sabe que aumentan la producción de sustancias inflamatorias en el cuerpo. Es por ello que la dieta antiinflamatoria propone controlar su consumo más no eliminarlos por completo, la recomendación es complementar estas ausencias con una dieta muy rica en ácidos grasos Omega-3. Por otra parte existen una larga lista de alimentos de origen industrial que se relacionan con potenciar la inflamación y también se deberán evitar, aquí la lista de los principales: