Dieta mediterránea con aceite de oliva y pistachos en embarazo mejora salud del bebé, según estudio

Se reducen los ingresos hospitalarios de los niños a causa de bronquiolitis, asma, o enfermedades infecciosas

Dieta mediterránea con aceite de oliva y pistachos en embarazo mejora salud del bebé, según estudio
Foto: Unsplash

El tipo de alimentación en el embarazo puede reducir en un futuro la cantidad de ingresos hospitalarios de sus hijos hasta los dos años de edad a causa de bronquiolitis, asma, o enfermedades infecciosas, de acuerdo a un estudio realizado por el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

La dieta mediterránea complementada con aceite de oliva virgen extra y pistachos como fruto seco es aquella que los investigadores españoles comprobó que trae beneficios a la salud de las gestantes y de los bebés.

Beneficios

El beneficio de una madre que durante el embarazo tiene un índice de masa corporal menor de 25 y un nivel normal de tolerancia a la glucosa se asocia con la reducción de ingresos hospitalarios de acuerdo al estudio.

Los niños tienen un menor riesgo de bronquiolitis y asma; un menor número de enfermedades que requieren tratamiento con antibióticos y menos tratamientos con corticoides en los niños nacidos de las mujeres que participaron en el estudio (700) a los dos años de seguimiento tras el nacimiento.

La dieta mediterránea no solo ayuda con el sobrepeso

Foto: Kamille Sampaio/Pexels

El aceite de oliva virgen extra y pistachos son ricos en componentes fenólicos, se asocian con un mejor perfil antiinflamatorio, inmunomodulador y de microbiota.

En el embarazo, se producen cambios en el sistema inmunitario de la madre, que afectan la función intestinal normal y la composición de la microbiota. Estos cambios podrían mejorar la salud a largo plazo de la madre y su descendencia.

Las mujeres que formaron parte del grupo de intervención mantuvieron menores ratios de diabetes mellitus gestacional, así como menores niveles de glucosa y ganaron menos peso durante su embarazo.

Se pueden evitar 1 de cada 4 ingresos

“Al menos uno de cada cuatro ingresos hospitalarios en los niños hasta los dos años de edad se pueden evitar a través de una alimentación de la madre durante la gestación basada en la dieta mediterránea”, afirma el jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Clínico San Carlos e investigador principal del estudio, Alfonso Calle Pascual.