Trump extiende prohibición de visas hasta diciembre

Temen caos laboral, ya que las restricciones se enfocan a permisos de trabajo
Trump extiende prohibición de visas hasta diciembre
El presidente Trump reduce la emisión de visas laborales.
Foto: JIM WATSON/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump extiende la orden ejecutiva que prohíbe varias categorías de visas para trabajadores.

La decisión del mandatario, según funcionarios, se basa en priorizar a trabajadores estadounidendeses durante la reapertura económica en medio de la crisis por coronavirus.

“El presidente Trump se está enfocando en hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar lo más rápido posible”, dijo uno de los funcionarios al que no se permitió decir su nombre.

Los representantes de Gobierno dijeron que las visas H-1B para trabajadores altamente calificados; los permisos de trabajo H-4 para los cónyuges de trabajadores extranjeros; las visas H-2B para trabajadores temporales; las visas J para estudiantes y las visas L para ejecutivos de una compañía serán objeto de las restricciones.

Eso, afirmaron, ayudaría a salvar 525,000 empleos para los estadounidenses.

Las restricciones no impactarán a los extranjeros que ya se encuentran en los EE.UU., afirmaron.

Tampoco se negarán permisos a trabajadores esenciales, como personal de enfermería; además de que se excluye a los trabajadores agrícolas (con visas H-2A), además de contemplar una exención para unos 20,000 proveedores de cuidado infantil que vienen a los EE.UU. como acompañantes.

La orden ejecutiva entrará en vigor este lunes a las 11:59 p.m. del Este.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) criticó la decisión del mandatario y acusó que fuera en respuesta a las consecuencias de COVID-19 en el país.

“Trump acaba de anunciar nuevas restricciones a las visas de trabajadores temporales, otro ataque más a nuestro sistema de inmigración”, indica la organización. “Esto no es una respuesta a COVID-19 o a una crisis económica. Es la explotación de una pandemia para reformar la ley de inmigración”.

Cabe destacar que cambios a las leyes migratorias requieren aprobación al Congreso, pero la Administración Trump ha implementado distintas reglas contempladas en las actuales normas que permiten endurecer los procesos migratorios, como ha ocurrido con la regla de “carga pública”.

La orden es una extensión de la Proclamación del 22 de abril, además de contemplar otras restriciones, pero mantienen el “espíritu” de afectar a quienes están fuera del país, además de no limitar a residentes permanente a optar por la naturalización.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su siglas en inglés) precisó en aquel momento que la decisión impactaba a quienes están fuera del país.

La Proclamación de abril fue desafiada en una corte en Washington, D.C., donde el juez Amit P. Mehta, rechazó bloquearla.

Los demandantes acusaron que la prohibición impacta a estadounidenses que buscan patrocinar a sus familiares y a quienes ganaron una de los 50,000 protecciones de la Visa de la Diversidad, también conocida como “lotería de visas”.

El argumento del juez Mehta es que los ciudadanos, residentes permanentes y los solicitantes de “green card” que impugnan la orden no tuvieron bases para demandar la prohibición, además de que no ofrecieron evidencia de que sus casos de inmigración se habían detenido como resultado de esa prohibición.

“En este momento, el tribunal solo puede especular si las acciones impugnadas han causado, o inminentemente causarán, que los demandantes de visas basadas en la familia experimenten cualquier retraso… o los demandantes de visas de la diversidad pierdan la oportunidad de recibir visas”, consideró el juez.